El general Luis Herlindo Mendieta quien estuvo secuestrado por las FARC 12 años, no pudo lograr el numero de firmas necesarias para aspirar a la presidencia de Colombia.

Mendieta, quien desde sus inicios criticó el acuerdo alcanzado entre el exgrupo guerrillero y el Gobierno, aseguró que no hay garantías para las víctimas del conflicto,y aún más, cuando no se cuenta con un presupuesto como el que tiene las FARC.

De 386 mil firmas necesarias, el general Mendieta en su adhesión al partido Patria Nueva —compuesto en su mayoría por militares retirados— entregó 482.805 de las cuales solo fueron avaladas en un 36,2 % (174.619 firmas) por la Registraduría Nacional. Por lo tanto, el exgeneral no recibirá la certificación por parte del organismo electoral.

“Infortunadamente, nosotros no tenemos presupuesto como sí lo tienen las FARC, a nosotros se nos exigieron firmas mientras que a ellos no se les exigieron firmas, a ellos les dan las curules regaladas, mientras que a nosotros no”, dijo Mendieta en dialogo con Blu Radio.

Insistió en su critica a los beneficios políticos otorgados tanto en el Congreso de la República como en la candidatura a la presidencia a los líderes de las FARC, que ahora cuentan con personería jurídica de su movimiento político. Agregó, además, que las victimas en lugar de ser el tema central del acuerdo han sido excluidos.

“El tema aquí es ¿quiénes son las víctimas?, las que las FARC ocasionaron en todo el territorio nacional, o ¿son las FARC?. En este momento tenemos que las FARC como víctimas son recompensadas con todo lo que se les está dando en el legislativo, en el Ejecutivo, en el Judicial y en cantidad de entidades, mientras que las víctimas que ellos ocasionaron estamos totalmente excluidos”.

El Acto Legislativo 01 de 2017 señala que las sanciones que imponga la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) no inhabilitan la participación política y a su vez tampoco restringe el ejercicio de ningún derecho.

Al mismo tiempo, las condenas impuestas (o en trámite) por la justicia ordinaria quedan suspendidas mientras sean retomadas por esta justicia especial. Esto permite la postulación a la presidencia de Rodrigo Londoño alias Timochenko y de los otros líderes de las FARC a las listas de Senado y Cámara, respectivamente.

La misma suerte tuvo Frank Pearl que hizo parte del proceso de paz como Alto Consejero Presidencial para la Reintegración Social y Económica de Personas y Grupos Alzados en Armas y el exsenador Jairo Clopatofsky.

Pearl entregó 522.045 firmas y solo fueron avaladas en un 49,1 % (256.113 firmas), mientras que Clopatofsky entregó 480.885 y fueron avaladas 44 % correspondiente a 211.615 firmas.

De igual forma, la Registraduría Nacional del Estado Civil adelantó el proceso de revisión de más de 17 mil firmas de los 11 precandidatos que se inscribieron bajo esta modalidad. Solo 8 candidatos fueron certificados en el proceso, no obstante, al candidato que mejor le fue obtuvo el 66 % de firmas validadas. Esto significa que la mayoría de firmas entregadas por los candidatos no reflejan el caudal electoral que aseguran.

Fuente: es.panampost.com