1. Solicitó al señor Daniel Coronell que demuestre cual información publicada durante los años en que he ejercido el periodismo es falsa. A diferencia suya no he tenido que realizar rectificación alguna por orden judicial.

2. Sobre los hechos referidos en las columnas ‘Quinientas Barras y Un chat con el Nene Pupo’ considero que el señor Coronell está haciendo uso indebido de una evidencia que forma parte de una investigación penal reservada de la Fiscalía General de la Nación, la cual a todas luces ha sido manipulada, hecho que si es un delito en Colombia. El señor Coronell se encuentra al servicio de la fuente que se la suministró con el objeto de atacar de manera directa el periodismo independiente y con fines exclusivamente políticos políticos. Señor Daniel Coronell: “El ladrón juzga por su condición”

3. Señor Coronel, la Fiscalía General de la Nación me ha informado que en mi contra, no existe investigación alguna por esos hechos. Me sorprende que usted, autodenominado “El adalid de periodismo en Colombia” no reproche que en una investigación resulten interceptados las líneas telefónicas de quienes ejercemos el periodismo, y por el contrario, use un material manipulado para formar una opinión pública al servicio de quien usted se encuentra.

3. Mi relación con el señor Luis José Pupo se limita a una relación de amistad y cómo fuente, contrario a la suya con Pastor Perafán.

4. Es evidente para cualquier lector que los chats que usted publica con el señor Luis José Pupo han sido alterados y manipulados con fines ilegales que deberán ser objeto de investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación. Basta con ver la forma burda en que algunos párrafos son contrapuestos y no corresponden a la realidad.

5. Esta es la fecha que hace más dos meses y Colombia está a la espera a las preguntas que le formulé. Esta es su retaliación por haberme atrevido a preguntarle?

6. He sido víctima de los delitos de acceso abusivo a un sistema informático, interpretación de datos informáticos, daño informático y violación de datos personales es un hecho notorio que el país conoce, basta con revisar el portal El Expediente.

7. Finalmente le solicitó señor Coronell no busque tergiversar y sacar provecho de las situaciones judiciales de mi pasado ya resueltas, o la que actualmente afronto. Mis explicaciones se las doy a las autoridades judiciales dentro de las reglas propias que la ley contempla para ello. Jamás me he aprovechado porque no soy ruin de las tragedias familiares como las que usted ha afrontado.