Ha nacido una nueva clase emergente-oligarca en Colombia: Son los “ultraderechistas” estratos 1, 2 y 3, quienes no se reúnen en el Club Colombia, ni en el Club del Nogal, ni en el Club Campestre; ellos se reúnen en la tienda de la esquina del barrio; no juegan golf, ni tenis, ni póker: Juegan parqués, dominó y billar; no comen caviar ni beben whisky ni champán: Comen papa chorreada, morcilla y piden una póker o águila para consumir entre tres. Lo único que conocen del conflicto armado en Colombia es lo que han leído en el Q´hubo, El País, El Tiempo, ADN, o lo que les dicen en RCN y CARACOL.

No tienen tierras, ni grandes empresas, ‘ni en que caerse muertos’; pero están preocupados y tienen MUCHO MIEDO PORQUE LES VAN A EXPROPIAR ¿nadie sabe qué? pero están preocupados; lo único que saben de política son dos frases, “castro-chavismo” y “vamos a quedar como Venezuela”. porque es lo que a diario ven por RCN y CARACOL. Lo único que saben de Venezuela y del mundo, es lo que les muestran los noticieros de RCN y CARACOL

Esta una nueva clase emergente-oligarca en Colombia: Cree que una foto es motivo para desprestigiar al contendor. Si se les pide que lean, que se instruyan, que se eduquen, ahí mismo le brota el odio que llevan dentro y empiezan a insultar en vez de debatir con argumentos.

Es por esto que decidí no volver a tener en cuenta tantas sandeces que comparten por las redes sociales, pues no aportan nada para beneficio común, y lo único que logran es irradiar su miedo ajeno, pues es el miedo de los que con violencia han llegado al poder para saquear, destruir, matar y fomentar odios y miedos a quienes han engañado y pisoteado por más de 200 años en este país.

Ha nacido una nueva clase emergente-oligarca en Colombia: Los pobres que no tienen en ‘donde caer muertos’, y piensan, siente y odian como los que están en el poder, o buscan recuperar el poder a la fuerza saqueando para seguir destruyendo al país. Porque a esa nueva clase emergente-oligarca en Colombia les han quitado todo; les han negado todo, hasta el derecho a soñar un nuevo país, un país más humano y distinto.

Tomado de la página de Facebook Sutimac Yumbo, con algunos arreglos.