Yo no estoy en la lista de los 100 mejores senadores de La W. Tampoco en los 40 principales de La Silla Vacía. No estoy entre los políticos cuestionados que publicó Kienyke, ni en la lista de 20 aspirantes con rabo de paja del diario El País de Cali, en fin.

No tengo familiares corruptos en la cárcel, no soy prima los ñoños ni de los musas, no tengo investigaciones penales ni disciplinarias.

No soy heredera de los beneficiarios de Odebrecht, ni de Reficar, ni del Cartel de la Toga

Además no tengo plata. Y si la tuviera tampoco me dedicaría a comprar ediles por 200 millones de pesos o concejales por 500 millones o representantes por 1.000 que es lo menos que piden los mercaderes de votos en esta industria perversa de quienes volvieron la política su negocio privado.

O sea que parece que no tengo las cualidades para pertenecer a la clase política.

Pero es que precisamente no quiero pertenecer a esa clase política. A esa politiquería corrupta y desalmada.

Yo pertenezco a esa minoría de políticos que aún soñamos con que se pueden cambiar las costumbres políticas y se puede ejercer una política correcta.

Pero ese depende de usted. Si Usted quiere seguir con los mismos y con las mismas. Esa clase política que según los medios ya tienen cantada su curul, así tengan rabo de paja….

O si quiere pensar en construir un nuevo país con una nueva de ejercer la política, con una nueva ética de lo público, un nuevo concepto del deber ser, una nueva forma de sentir a la comunidad…Una política Correcta

Si es así, cuente conmigo y yo cuento con Usted. Así llegaremos los correctos al Senado

Soy Zulma Casas No 41 en la lista de Cambio Radical

Musica el que no cambia todo no cambia nada