En vista del inminente traspaso de poder en Cuba, donde por primera vez quien presida podría no tener Castro como apellido, surgen iniciativas para pedir que el nuevo Gobierno supere el ánimo de persecución del anterior.

A través de la página oficial de Amnistía Internacional (AI), por ejemplo, publicaron la petición junto a una colecta de firmas, Cuba: ayúdanos a transformar el enfrentamiento en diálogo.

Explican que hasta ahora las autoridades cubanas han hecho caso omiso de la información que desde AI se les ha presentado. Eso incluye peticiones para ingresar a Cuba para ahondar sus investigaciones y la promoción del diálogo constructivo.

Desde 1990 AI ha estado vetada de Cuba, según indica la página oficial. Por ello buscan “aprovechar este momento histórico para promover cambios en derechos humanos”.

Estos cambios incluyen visibilizar casos de persecución política, para de esa manera evitar que sigan sucediendo cuando el poder pase a nuevas manos.

Los 4 casos de persecución que Amnistía Internacional espera evitar bajo un nuevo Gobierno

AI Resalta cuatro casos, tres de los cuales optaron por el exilio. Una de ellas es el de Blanca, que fue encarcelada por ocho meses por “adquirir ilegalmente carne de ganado”. Para quien no sepa, el “sacrificio ilegal” fue tipificado como delito en el primer Código Penal de la Revolución.

Solo los niños menores de 2 a 6 años y quienes tengan una condición médica que lo exija, tienen acceso a carne de res a través de la libreta de razonamiento que les permite a los cubanos adquirir víveres a precios rebajados por el régimen.

Esto ha ocasionado que la carne se convierta en un bien tan cotizado que se cree un mercado negro cuyo consumo no autorizado puede condenar a un ciudadano a la cárcel, como le sucedió a Blanca.

Adicionalmente, también ha desatado robos en las provincias orientales que son las más pobres. Ahí, los hogares con niños menores de 6 años, y por tanto con acceso a carne de res, se han convertido en focos de robo y saqueo.

AI visibilizó el caso a través de un texto donde cita a un exagente de la seguridad del Estado cubano. Su tarea designada era infiltrarse y luego denunciar a trabajadores. “En Cuba todo es ilegal”, dijo.

También en el texto aparece la historia de otro exiliado, Jorge Luis, un deportista que perdió su trabajo luego de denunciar la falta de apoyo económico del régimen.

El tercer exiliado mencionado es José, su crimen fue portar una pulsera que decía “cambio” en un régimen donde todo sigue igual desde 1959.

Por último, AI resalta la historia de Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), Ya que su cargo es ilegal en Cuba, puesto que solo el Partido Comunista es reconocido.

Asimismo, la carta de AI no lo menciona, agregamos que el 5 de abril de este año el régimen castrista incautó las 10.000 firmas recolectadas para exigir la liberación de Cardet.

En ese entonces, fueron detenidos Rosa María Rodríguez, miembro del consejo coordinador del MCL, y su esposo Alejandro Flores, cuando se dirigían “al Consejo del Estado para hacer entrega de 10.000 firmas por la libertad de Eduardo Cardet, líder del MCL actualmente en prisión”.

Pero el silencio a la oposición no se limita a la isla.

La semana pasada Rosa María Payá, hija del fundador del MCL Oswaldo Payá —cuya muerte repentina ella exige sea investigada— asistió a  laCumbre de las Américas y una turba de simpatizantes de Castro —por medio de gritos— impidieron que diera su discurso.

Son estas acciones represivas las que el organismo de derechos humanos, AI, pide que no continúen en el siguiente Gobierno. Pero sobre todo pide una transición donde haya diálogo, en lugar de confrontación y para eso debe haber libertad de expresión.

Reformas recomendadas para la transición

El 19 de abril se definirá si las persecución política será algo del pasado o será una continuación del régimen que hasta ahora ha silenciado, detenido e incluso ejecutado a quien disiente. Pues la igualdad que pregona el socialismo exige la uniformidad y como tal debe acallar cualquier forma de disconformidad; de lo contrario, quiebra la hegemonía.

Aunque AIaclara que no opina sobre los sistemas políticos y económicos imperantes en ningún país, sí promueve medidas a favor de los derechos humanos.

En su investigación titulada Es una prisión mental”, CUBA: mecanismos de control de la libre expresión y sus efectivos intimidantes en la vida cotidiana, el organismo internacional resalta la importancia del derecho a la libertad de expresión al igual que la libertad de asociación.

Es decir, la libertad de los ciudadanos de decir con quién se reúnen y qué pueden decir.

Para ello, sería necesario que el régimen no tenga el monopolio de la prensa y, por tanto,que puedan surgir otros medios. Asimismo, que haya vida política permitida por fuera del Partido Comunista.

También incluye la libertad de circulación. En Cuba existe un caso singular, donde el Gobierno puede determinar dónde habitan sus ciudadanos. Como tal, tiene la capacidad de impedir, por ley, el tránsito de una provincia a otra. Esto limita la libertad de comercio, tanto por el traslado de los productos como hacia quienes los transportan.

Otra sugerencia que plantea el organismo es que los trabajadores puedan desempeñarse sin temor a ser perseguidos por su postura. Esto se extiende al rubro jurídico donde, de acuerdo AI, los abogados deberían poder ejercer sin represalias ni intimidaciones.

Para ello es necesario la independencia de los poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, propios de una república, que en Cuba han sido fusionados bajo el poder del partido desde 1959.

El 19 de abril cambiará de manos el poder ejecutivo. Queda demostrar el impacto que esto tendrá sobre la justicia y a favor o en contra de mayor o menos libertad.

Por el momento, el panorama es gris, ya que la supuesta apertura que se dio con Obama en el poder, se tradujo a mayor represión contra los opositores;incluyendo la persecución religiosa. Pues más turistas en la calle significó mayor necesidad de “purgar” las calles de “contrarrevolucionarios”, ya que para el castrismo, quien no está con ellos está en su contra y por tanto debe ser silenciado.

Fuente: Panampost