La decisiva jornada electoral en que los ecuatorianos eligen un nuevo mandatario entre Lenín Moreno, representante del Movimiento Alianza PAIS, y Guillermo Lasso, postulante de la alianza CREO-SUMA, transcurre este domingo con relativa normalidad, en medio de la expectativa de los votantes.

A pesar de la lluvia en varias provincias de Ecuador, los votantes acudieron desde temprano a los recintos para asentar el voto, que en esta elección de segunda vuelta solo consta de una papeleta. Ya a media mañana mejoró el clima.

En el colegio donde acudió a votar en Quito, el candidato Lenín Moreno, (AP), dijo estar seguro de que “Ecuador va a votar por continuar por un proceso que le marca un derrotero de futuro”.

Poco antes, Guillermo Lasso, (CREO), aseguró tras votar en Guayaquil, que este balotaje es “crucial” para elegir entre el “camino de Venezuela o el camino de la democracia y de la libertad”.

Tras entregar su voto, el actual mandatario Rafael Correa destacó que las elecciones ecuatorianas son “muy importantes para ver si continúa esa tendencia (en la región de dar un giro a la derecha) o retoma fuerza la tendencia progresista”.

Se refiere al giro conservador que ha experimentado la región con el triunfo presidencial de Mauricio Macri, en Argentina; la destitución de Dilma Rousseff, en Brasil y el abultado triunfo parlamentario de la oposición venezolana, entre otros

Consultado acerca de la transición con el nuevo gobierno, Correa dijo que “va a ser una transición pacífica informada sin sobresaltos y con la mayoría de los problemas resueltos”.

Los resultados oficiales se esperan a partir de las de 20:00 locales (01H00 GMT del lunes). (I)

El universo.com