El ballottage se da entre el oficialista Lenín Moreno y el opositor Guillermo Lasso; el ganador asumirá el gobierno el 24 de mayo

QUITO.- Tras la primera vuelta que tuvo lugar el 19 de febrero, hoy los ecuatorianos concurren a las urnas para definir el ballottage entre el candidato del oficialismo Lenín Moreno, un aliado del actual presidente Rafael Correa -quien ya no puede postularse para continuar en el cargo-, y el de la oposición Guillermo Lasso, un empresario adinero que busca cambiar el rumbo del país.

La expectativa es alta; las encuestas previas daban mínimas diferencias entre uno y otro.

¿Cuáles son los modelos a elegir? El candidato del gobierno propone continuar las políticas del régimen identificado con el socialismo del siglo XXI, de estilo confrontador, y que pregonan la preeminencia del ser humano por sobre el capital. El opositor de derecha señala la necesidad de impulsar el emprendimiento y el empleo como mecanismos para generar y distribuir riqueza.

Después de votar este mediodía, Moreno aseveró que el proceso electoral marcha “como esperábamos, en paz, el pueblo esperando el contaje respectivo”. Además, advirtió que cualquiera sea la decisión del pueblo, la acatará “con todo el respeto que se merece”.

Lasso, tras cumplir con su deber ciudadano en Guayaquil, afirmó que votó “por el cambio, porque Ecuadorrecupere su libertad”. “Hoy comienza una nueva etapa en Ecuador, la etapa del cambio que será el segundo grito de independencia que se escuchará en toda América Latina”, advirtió al tiempo que aseguró: “Este es un día crucial, no es una elección cualquiera”.

El actual mandatario, Rafael Correa, no perdió oportunidad para hablar al pueblo, luego de sufragar, al destacar que las elecciones ecuatorianas son “muy importantes para ver si continúa esa tendencia (en la región de dar un giro a la derecha) o retoma fuerza la tendencia progresista”.

Consultado acerca de la transición con el nuevo gobierno, Correa dijo que “va a ser una transición pacífica informada sin sobresaltos y con la mayoría de los problemas resueltos”.

Qué opinan los votantes

Ofelia Sangucho, de 26 años, entiende que “es necesario seguir con el proyecto del presidente Correa, él ha dado educación gratuita, uniformes, salud para los más necesitados, es una pena que se vaya del gobierno”.

Pero otros expresaron descontento. En un recinto electoral del norte quiteño, Samuel Constante, de 62 años, declaró: “Lo único que quiero es que este país cambie, ya no podemos seguir de la misma manera, sin trabajo, endeudados y sin libertades. Ya no soportamos que la gente esté sin trabajo y comiéndose la camisa (con hambre)”.

El domingo, un total de 12,8 millones de ecuatorianos fueron convocados nuevamente a las urnas luego de la primera ronda. Las urnas cierran a las 5 de la tarde (7 de la tarde en Argentina) y tres horas después se prevé la entrega de los primeros resultados. El nuevo mandatario deberá asumir el poder el 24 de mayo de este año.

La nación.com