Según el Director General de esta entidad, Christian Krüger Sarmiento, 470 mil ciudadanos venezolanos, entre regulares e irregulares, se encontrarían dentro del territorio nacional. (Twitter)
Según el Director General de esta entidad, Christian Krüger Sarmiento, 470 mil ciudadanos venezolanos, entre regulares e irregulares, se encontrarían dentro del territorio nacional. (Twitter)

La crisis venezolana ha desatado un éxodo de miles de personas a sectores periféricos de Latinoamérica y otros territorios del mundo. Colombia como país vecino se ha encargado de recibir a miles de ciudadanos pese a las dificultades que actualmente padece el país cafetero. El presidente Juan Manuel Santos ha señalado que el recibimiento y acogida de venezolanos es una política de Gobierno Nacional que se ha venido desarrollando desde la Cancillería tras el estallido de la crisis en ese país.

El drama fronterizo constituye un detonante en la relación bilateral, la extensión de 2.219 kilómetros se ve permeada constantemente de cierres y pasos clandestinos que afectan sin duda a los dos países. Por otra parte, la imposibilidad de conseguir un empleo formal y la escasez de bienes vuelven el problema en un caso paradigmático de ayuda internacional. Tras todos estos fenómenos que convergen en la migración de venezolanos hacia Colombia se plantea un reto crucial al país. El tema de la salud es uno de estos puntos que trae consigo el fenómeno de la migración.

A través de la circular 025, el Ministerio de Salud solicitó a las entidades territoriales, Empresas Prestadoras de Salud (EPS) y hospitales del país, hacer frente al fenómeno migratorio y  fortalecer las acciones de salud pública en la atención de ciudadanos venezolanos. Asimismo, mediante la expedición de la resolución 3015 de 2017 el Ministerio determinó la entrada al sistema general de salud a migrantes venezolanos, creando el Permiso Especial de Permanencia (PE) como documento válido de identificación en los sistemas de información del Sistema de Protección Social.

Esta inclusión se sujeta a las normas vigentes que regulan el acceso al sistema de salud colombiano en donde son ingresados en las bases de datos bajo el rotulo de ‘PE’. Luego el Ministerio de Salud y Protección Social remite los datos a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), para que posteriormente esa información suministrada por la Unidad Administrativa Especial de Migración Colombia se tramite y se realicen las respectivas validaciones y novedades pertinentes en las bases de datos, conforme con la vigencia del permiso especial de permanencia.

Los venezolanos podrán acceder de tres formas al sistema de salud de acuerdo con la normativa:

  1. Bajo la figura de cotizante del Régimen Contributivo, como empleado de una compañía, a través de este régimen el empleador hace el mayor aporte al sistema de salud.
  2. A modo de trabajador independiente, puede realizar su aporte de manera autónoma al Sistema de Salud y Seguridad Social, y acceder al Régimen Subsidiado y al Plan de Beneficios.
  3. Mediante el Permiso Especial de Permanencia podrá solicitar la encuesta del SISBEN cuando demuestre que no tiene los recursos suficientes para cotizar al sistema de salud, esto permite que el Gobierno colombiano pueda evaluar el puntaje y así ser ubicados en el nivel uno, dos o tres para ingresar al Sistema de Selección de Beneficiarios Para Programas Sociales (SISBEN)

El Director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, notificó que al país han ingresado 470 mil ciudadanos venezolanos, entre regulares e irregulares que  se encontrarían dentro del territorio nacional, de los cuales 67 mil ya cuentan con el Permiso Especial de Permanencia que les permite acceder a los servicios de salud y a su vez pueden trabajar conforme a la ley. Igualmente, Migración Colombia informó que la gran mayoría de venezolanos que han sacado el permiso se encuentran en la ciudad de Bogotá y en los departamentos de Antioquia y Atlántico.

Esta llegada de ciudadanos venezolanos ha implicado una sobrecarga en los servicios de salud en Colombia. De acuerdo con datos del Ministerio de Salud entre 2014 y marzo de 2017 se han atendido al menos 14.362 venezolanos a través del servicio de urgencias hospitalarias en nueve departamentos del país. Las atenciones se dan principalmente en Arauca, Norte de Santander y La Guajira por ser puntos de ingreso de los ciudadanos venezolanos se ha extendido a otras latitudes territoriales.

Por otra parte, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, comentó que la llegada de venezolanos que presentan enfermedades de alto costo conllevan en que algún momento el Estado colombiano no pueda brindar la cobertura.

“Si abrimos las puertas de par en par y atraemos pacientes de alto costo no será sostenible para las condiciones actuales de nuestro sistema de salud”, aseguró Gaviria, en el Congreso de la Republica al hablar de la situación de salud asociada al fenómeno migratorio desde Venezuela.

En esa intervención, Gaviria manifestó que uno de los centros hospitalarios que ha recibido un mayor impacto migratorio es el Erasmo Meoz, de la ciudad de Cúcuta, de tercer nivel. Los registros en 2016 aparecen por 2.600 atenciones en salud a venezolanos, lo que representó un gasto de USD $836 mil ($2.500 millones de pesos), y agregó que para el primer trimestre de 2017 se han atendido mil foráneos y que para fin de año se habrá superado la cifra debido a la tendencia creciente de visita de ciudadanos extranjeros.

Si bien no se ha establecido un monto exacto en relación con la atención de pacientes, se presume que un paciente que padece una enfermedad crónica le cuesta a Colombia aproximadamente entre USD $70 mil ($200 y 220 millones de pesos) al año.

El ministro recalcó que estas cifras son parciales y no dimensionan el gasto total para el país. Por eso pidió a todas las entidades territoriales y a las EPS, a través de una circular, detallar los costos que ha generado este año la atención a extranjeros.

Hasta el momento, Migración Colombia ha registrado 632.673 ciudadanos venezolanos utilizando la tarjeta de Movilidad Fronteriza. En estas cifras figuran en un 51 % las mujeres y 49 % hombres. Siguiendo los datos de la entidad, pasó en 2014  de  291.539  a  329.478 en el  2015  y  a  378.965 en el 2016. Posiblemente podría cerrar el 2017 con más de medio millón de viajeros provenientes del país vecino.

Simultáneamente el Ministerio de Salud exhortó a los hospitales a atender las urgencias y las EPS a garantizar el registro regular de ciudadanos venezolanos a la afiliación del sistema de salud siempre y cuando presenten la cédula de extranjería, pasaporte, permiso especial de permanencia, carné diplomático o salvoconducto de permanencia.

Fuente: El TiempoLa FM