México enfrenta uno de sus momentos con mayor violencia en su historia reciente, sin embargo, esta estela fatal no solo afecta a ciudadanos, sino también a policías municipales, estatales y federales.

Y es que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México ha informado que el 2017 ha sido el año más violento para los hombres de uniforme al registrarse 530 homicidios de estos elementos, superando al 2011 cuando la cifra fue de 517.

Por su parte la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) ha proyectado que el presente año podría cerrar con 547 policías mexicanos caídos durante diferentes misiones contra el crimen organizado, especialmente en el interior del territorio azteca.

Dentro de los elementos asesinados, 244 eran policías municipales, 203 estatales, 37 miembros de la Procuraduría General de la República (OGR), 18 federales, 13 custodios penitenciarios mientras que nueve pertenecían a seguridad privada y seis de los cuales no se ha identificado de que división policial o de seguridad eran parte según informa El Universal.

En cuanto a la manera en que perdieron la vida, la CNS detalla que 181 de ellos fueron ejecutados, 83 fueron abatidos en enfrentamientos, 78 perecieron en accidentes viales, 67 en emboscadas, 37 perdieron la vida en robos, 29 fueron secuestrados, 19 en diferentes accidentes y caídas, mientras que 16 se suicidaron, 12 perdieron la vida durante la atención a llamadas de emergencia y ocho perecieron de manera natural.

Por otro lado, las entidades federativas que registraron mayor cantidad de policías muertos son Estado de México, Chihuahua, Guerrero, Ciudad de México y Jalisco, según el informe mencionado del Inegi.

Al respecto, Ricardo Márquez Blas, detalló que en el año 2005 los policías mexicanos tenían 15,2% más riesgo en ser asesinados que los agricultores, sin embargo en el 2017 este porcentaje incrementó a 403,9%.

El funcionario también adelantó que en el próximo mes de febrero se reunirán a todas las fuerzas policiales de México en el primer Seminario Nacional de Policías Caídos en el Cumplimiento de su deber, en el que se analizará las características y circunstancias que dan paso a estas bajas.

Y es que la lucha de las autoridades para detener operaciones del crimen organizado, puntualmente de los cárteles del narcotráfico, ha sido intensa, por lo que la impunidad, y la pérdida de control por parte de fuerzas del orden en muchas zonas del territorio mexicano, incrementa el peligro al que se ven sometidos los policías mexicanos.

PANAMPOST