La Fiscalía General de la Nación encontró una insólita alianza: guerrilleros, narcotraficantes, paramilitares y empresarios.

Bajo la coordinación de la Fiscalía Cuatro Especializada de Cali, fueron obtenidas cinco órdenes de captura en contra de integrantes de la organización denominada “Brahama”.

La Fiscalía afectará bienes con fines de comiso que superan los nueve mil novecientos millones de pesos ($9.900.000.00), que comprometen el 100% de los activos de la empresa Andina de Carnes con sede en Cali, así como a la empresa Sociedad de Carne y Derivados S.A.

Además se está adelantando la extinción de dominio en las sedes de los frigoríficos.

En desarrollo de las operaciones fueron practicadas tres diligencias de allanamiento y registro, dando como resultado la captura de cinco integrantes, quienes de acuerdo a labores  investigativas serían los propietarios de empresas comercializadoras de carne usadas para lavar dinero y enriquecerse ilícitamente desde el año 2008 aproximadamente.

Dentro de los capturados hay familiares de Gabriel Puerta Parra, alias El Jefe o El Médico, narcotraficante del Cartel del Norte del Valle y quien fue extraditado  a los EE.UU., (regresó a Colombia en el 2008), socio de los hermanos Henao Montoya.

Puerta Parra fue extraditado en el año 2004 a Estados Unidos, donde purgó una pena por delitos inherentes al tráfico de estupefacientes, luego de que las autoridades norteamericanas lo relacionaron con miembros del Cartel del Norte del Valle. Tras cumplir la condena  regresó al país en el año 2010.

Las diligencias judiciales se llevaron a cabo en Cali y en zona rural del municipio de La Vega (Cundinamarca), luego de que el Juzgado 18 Penal Municipal, con funciones de control de garantías de la capital vallecaucana, librara las respectivas órdenes, previa solicitud del fiscal del caso.

De acuerdo con la investigación, la empresa Andina de Carnes, creada en el año 2008 con un capital de $100 millones, figura a nombre de personas (familiares de Puerta Parra y personas cercanas), quienes no contaban con la capacidad económica para ello. En ese mismo año, la declaración de renta de la misma empresa fue de alrededor de $700 millones de pesos.

Asimismo, en septiembre de 2010, se creó otra empresa denominada Inmobiliaria del Suroccidente, en Medellín (Antioquia), con aportes de $5.200.000, la cual pasó posteriormente a manos de los accionistas de Andina de Carnes y fue registrada en Cali en noviembre de 2010; sin embargo, en diciembre de ese mismo año la liquidaron. Para la época, aparecieron declarando un capital de $4.340.000.000.

Según la Fiscalía, el antiguo matadero de Yumbo que era de propiedad de Puerta Parra, fue vendido antes de que este fuera extraditado a los Estados Unidos a familiares y personas de su confianza, quienes según el perfil económico, no tenían tampoco capacidad para adquirirlo.

Posteriormente, estas personas aparecen donando dicho bien a Inmobiliaria del Suroccidente; una empresa sin cuentas ni movimientos bancarios, pero que aparecía declarando ingresos no operacionales de $8.913.000.000, en el año 2012.

Los capturados deberán responder por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento  ilícito.

Según fuentes de la Fiscalía el ganado es trasladado desde Florencia al frigorífico de Cali, donde se halló que parte del ganado y todos los insumos eran suministrados por la guerrilla de las Farc.

El ente acusador asegura que los guerrilleros hurtaban el ganado a los campesinos, lo llevaban a pastar en La Macarena (Meta) y en el Caquetá, y luego de eso era llevado a la capital del Valle del Cauca.

Nexos con las Farc

Entre el Meta y Caquetá existen 278 mil hectáreas que estaban bajo el mando de las Farc. Cada terreno tenía alias y nombres que el grupo guerrillero les otorgaba, pese a que eran propiedad del Estado.

En estas tierras, las Farc tenían abundantes cabezas de ganado que provenían del saqueo a fincas de campesinos y a sus propias transacciones.

A diario el ganado era movilizado en camiones y se estima que, por día, de esa zona del país salían unos 100 vehículos en los cuales se movilizaban a diario unos dos mil millones de pesos, teniendo en cuenta que cada cabeza de ganado que era transportada podía costar hasta dos millones de pesos.

El trayecto de los bovinos, luego de pasar una temporada de engorde en La Macarena, terminaba en Cali, a donde el ganado era llevado y entregado a un frigorífico totalmente manejado por las Farc.

Fuente: http://www.wradio.com.co