Esta Navidad en México tuvo un agregado de tecnología y empatía. La familia de uno de los coordinadores de Anarchapulco, el festival más grande de anarcocapitalismo en el mundo, llevó a los niños de un albergue de compras utilizando la criptomoneda más importante del mercado: bitcoin.

Ya son varias familias que se llaman a sí mismos “colonos”. Incluso armaron un documental al respecto. Se trata de individuos y familias que se mudaron a Acapulco con el fin de vivir en el mayor grado de anarquía posible.

(Enviada a PanAmPost)
Nathan y Lisa decidieron criar a su familia de la manera más voluntaria posible, viviendo al margen del Estado. (Enviada a PanAmPost)

En el caso de la familia Freeman, esto incluye hasta el nacimiento de sus hijos. En marzo de este año nació su tercera hija con una partera en su casa. Es decir, sin la burocracia estatal de un hospital y sin el monopolio de aseguradoras privadas. Un proceso que llaman: “nacimiento libre” (para verlo en video pulse clic aquí). Tanto la partera como la parturienta son integrantes de movimientos que promueven tanto la paz como la libertad.

Voluntarismo

Para Lisa Farrar Freeman, la madre de la familia, el voluntarismo es la base de una sociedad más humana. Así nos contó, en una entrevista exclusiva para PanAmPost, que “todas las relaciones deben basarse en el consentimiento. Practicado consistentemente, esto incluiría no solo a hombres y mujeres, blancos y negros, o ricos y pobres, también a los padres y sus hijos”.

Más solidaridad privada, menos control estatal

Donaciones con bitcoin

En el caso de la familia Freeman, utilizaron sus ganancias de diciembre de los contratos de minería de Bitcoin Cash de bitcoin.com para financiar el apoyo para la casa para niños Marsh.

Para quien no sepa, a principios del mes de diciembre, el bitcoin se disparó; esta criptomoneda llegó incluso a costar más de USD $19.000, lo cual facilitó esta donación.

Para Lisa, el uso de criptomonedas para financiar donaciones pasa por alto las monedas estatales que se inflan constantemente y protege al receptor de la extorsión por parte del Estado.

Anarquía y humanidad

Según ella, la mayoría de las personas honestas describen al Estado como un monopolio de la violencia. Sin embargo, alega que no se dan cuenta cuando una institución es un monopolio, eso significa que no solo son la única fuente, sino que lo dirigen. Entonces, cuando decimos que el Estado tiene el monopolio de la violencia, entonces sabemos que produce violencia. Está en la definición.

Por ello considera que una sociedad sin Estado está más en sintonía con el ser humano por la misma razón que hacer el amor es más humano que la violación: porque se basa en el consentimiento en lugar de la violencia.

Ética y eficiencia anarquista

Sostiene que es más eficiente la anarquía porque las transacciones voluntarias siempre son más eficientes, porque las partes solo se involucran si piensan que están mejor de lo que estaban antes del intercambio. Esto fue cierto para los Freeman, ya que su donación al hogar de niños Marsh les produjo una alegría abrumadora, incluso cuando estaban regalando miles de dólares.

Nathan Freeman usó un gorro de Papá Noel, elegido por su hija, para llevar, junto a su familia, a los niños y directivas del albergue a comprar los regalos de Navidad. (Facebook)

Ayuda

Hasta el momento, los Freeman han hecho dos proyectos importantes. Primero, llevaron a 70 niños de compras y les dieron un presupuesto de 500 pesos (USD $25,33) por niño para comprar lo que quisieran. Aunque en otras ocasiones ya habían recibido donaciones, para muchos de los niños esta era la primera vez que tenían la oportunidad de simplemente ir a una tienda y elegir algo para ellos y llevarlo a casa.

Segundo, llevaron a los 70 niños a un cine para ver la nueva película de Jumanji, con refrescos y palomitas de maíz para todos. Esta no era la primera vez que habían ido al cine, pero era la primera vez con sus propios asientos garantizados y bocadillos.

¡
Los niños del albergue tenían la libertad de elegir sus regalos, llevaron desde comida hasta juguetes; los mayores eligieron, principalmente, ropa. (Facebook)

Se comunicaron con el hogar de niños a través de un amigo local en Acapulco. Anarchapulco 2017 ya había organizado una colecta de alimentos para ellos financiado con DASH, una criptomoneda digital de próxima generación basada en el software bitcoin. Unos días más tarde, el jefe del grupo patrocinado por DASH, compró televisores nuevos, juegos, ventiladores y un trampolín para el hogar de niños.

“El patrocinio de criptomonedas para la solidaridad privada es una forma maravillosa de resolver voluntariamente los problemas sociales del mundo. Esperamos ver aún más de esto en el 2018. Ya estamos colaborando en la forma de que los niños del albergue tengan más computadoras para que tengan un mayor acceso a Internet. Quién sabe, ¡el próximo Satoshi Nakamoto (el creador de bitcoin) podría estar en el Hogar Marsh en este momento!”, concluye Lisa.

Anarchapulco

Al finalizar, Lisa aprovechó para invitarnos al siguiente Anarchapulco, la conferencia voluntarista más grande del mundo. Se lleva a cabo cada mes de febrero en Acapulco, México.

PANAMPOST