Luego de que el huracán Irma asediara Cuba, el régimen de Raúl Castro se ha visto obligado a acudir a empresas privadas para que colaboren en la recuperación de la infraestructura turística afectada; una medida a la que el Gobierno comunista siempre le ha huido.

Según se lee en el portal Cubanet, “el Gobierno cubano ha autorizado los contratos entre el Ministerio del Turismo (Mintur) y el sector no estatal, entre los que se encuentran los particulares y las cooperativas”.

El portal, a su vez citando a la agencia IPS, señala que una resolución permite “‘con carácter excepcional durante la etapa de recuperación de la infraestructura turística afectada por el huracán Irma, la aprobación y concertación de contratos con trabajadores por cuenta propia y cooperativas no agropecuarias”.

Irma afectó a gran parte de la población de la isla; sin embargo, para el régimen de Castro, el sector turístico es su prioridad: se trata de una de las principales fuentes de ingreso a Cuba.

Uno de los que trabajará con el Gobierno es el Grupo Empresarial de Servicio al Turismo (Servitur S.A.), cuyo presidente, Edel Hernández, brindará construcción civil, actividad tecnológica, recursos naturales y alquiler de transporte y carga; luego de que se firmara el contrato en septiembre de este año.

PANAMPOST