La dictadura en Venezuela vuelve a arremeter contra la libertad de expresión tras el despido de una periodista que en su programa televisivo condenó la “masacre del Junquito” donde fue asesinado Óscar Pérez, el piloto que se rebeló contra Nicolás Maduro.

Este miércoles 17 de enero la reconocida periodista Alba Cecilia Mujica, quien trabajaba en el canal Globovisión desde hace aproximadamente 17 años, fue despedida por criticar que el régimen de Nicolás Maduro no respetó el derecho a la vida.

“Muy triste me encuentro. Después de 16 años de verdad no tengo palabras para expresar mi indignación solo por hacer mi trabajo y decir la verdad”, denunció la periodista tras su despido de la planta televisiva.

A través de su cuenta en la red social Twitter, Mujica dijo sentirse orgullosa por no haber callado: “es lamentable no poder ejercer con libertad”.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) también se hizo eco sobre la noticia y denunció que el despido se llevó a cabo de manera injustificada y se dio “por su manera de pensar”.

Y es que el pasado martes 16 de enero en su espacio “Mujeres en Todo” denunció la masacre que se llevó a cabo en el Junquito, en el cual no solo murió el piloto y ex policía Óscar Pérez, sino también civiles.

Este lunes 15 de enero Venezuela y el mundo fueron testigos “en vivo y directo” de cómo el régimen de Nicolás Maduro a través de sus fuerzas de Seguridad fueron autores de crímenes de guerra y de lesa humanidad tras emprender al menos siete ejecuciones extrajudiciales.

El piloto y exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), Óscar Pérez, quien se rebeló contra la dictadura en Venezuela, fue abatido con armas de alto calibre y de guerra a pesar de que manifestara su intención de entregarse pacíficamente; sin embargo, las fuerzas policiales abrieron fuego sin mediar palabra. Al suceso se le llamó “la masacre de El Junquito”.

La muerte de Óscar Pérez y el ataque a su agrupación por los cuerpos militares del régimen, se desarrolló con completa censura comunicacional.

En el procedimiento de captura contra Óscar Pérez no solo hubo opacidad sino que además se descubrió la violación de procedimientos militares; presuntos crímenes de guerra y de lesa humanidad que podrían llevar a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional de Justicia.

PANAMPOST