El presidente de los Estrados Unidos, Donald Trump, vuelve a desatar polémica en el mundo tras realizar comentarios racistas sobre inmigrantes africanos, haitianos y salvadoreños que residen en Estados Unidos.

De acuerdo con el medio Reuters, el mandatario republicano cuestionó durante un encuentro sobre inmigración en la Casa Blanca, por qué su país tiene que recibir a personas de “países de mierda”.

Trump, que estaba respondiendo a la solicitud de los congresistas de restaurar el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes de países africanos, Haíti y El Salvador, señaló que Estados Unidos lo que debería atraer son más inmigrantes de países nórdicos como Noruega.

Según el medio local The Washington Post, el Gobierno estadounidense incluso anunció esta semana que eliminaría a ciudadanos de El Salvador del posible acuerdo bipartidista que beneficiaría a los inmigrantes que llegaron al país ilegalmente cuando eran niños, otorgándoles estatus legal.

“¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?”, preguntó Trump despectivamenteen dicha reunión, según lo informado por algunos asistentes.

Congresistas reaccionan a comentarios racistas de Trump

Desde republicanos hasta demócratas de todo el país se manifestaron en rechazo a los comentarios del presidente estadounidense.

Ileana Ros-Lehtinen, representante republicana por Florida, fue una de las que no pudo pasar por dejar de lado las declaraciones del presidente y lamento que Trump “pasara por alto las contribuciones que miles de haitianos han hecho” en la nación.

Carlos Curbelo, también republicano, señaló que “precisamente es por eso que, entre otras cosas, buscamos una solución permanente para los beneficiarios de #TPS que están trabajando arduamente para contribuir a nuestra economía y a muchas comunidades como el sur de Florida. Estas son algunas de las personas más humildes y dedicadas en nuestro país”.

El demócrata Jim McGovern, de Massachusetts señaló que con estos comentarios el presidente estadounidense prueba una vez más que es racista y afirmó que “su  odiosa retórica no tiene cabida en la Casa Blanca”.

“Espero con interés obtener una explicación más detallada sobre los comentarios del Presidente. Parte de lo que hace a Estados Unidos tan especial es que recibimos a los mejores y más brillantes del mundo, independientemente de su país de origen”, comentó el senador republicano Orrin Hatch, de Utah.

Por su parte, Karen Bass, representante demócrata de California también reaccionó afirmando que Trump “hunde al país con su lenguaje”.

Comunidad internacional exige disculpas de Trump

Como era de esperarse, los comentarios de Trump desataron la molestia de distintos países del mundo, lo que incluso llevó a realizar una reunión de urgencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para denunciar los “escandalosos, racistas y xenófobos” comentarios del mandatario.

Tras una reunión, de aproximadamente cuatro horas, Haití, El Salvador y 54 países de la Unión Africana (UA) condenaron las declaraciones de Trump y manifestaron sentirse “extremadamente consternados” por las declaraciones de Trump.

“Nos preguntamos por qué el presidente Trump utiliza esas palabras para hablar de países con los que tiene una relación cordial y mutuamente ventajosa. Observamos las aseveraciones del presidente como irresponsables, reprensibles y racistas”. afirmó el Gobierno de Botsuana.

En un comunicado los embajadores de los distintos países africanos ante la ONU señalaron sentirse preocupados “por la continua y creciente tendencia del Gobierno de Estados Unidos a denigrar a África y a los descendientes africanos”.

Para el embajador de Haití en EE. UU., Paul G. Altidor, las palabras de Trump “reflejan un desconocimiento o una falta de educación del presidente sobre Haití y su gente”, y recordó que su país ha realizado importantes contribuciones al país norteamericano.

Incluso el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU aseveró que “no hay otra palabra para describirlo que racista. No se puede tachar a países y continentes enteros como mierdas, retirando a sus poblaciones, que no son blancas, la entrada a EE. UU.”.

La respuesta de los noruegos

Pese a que uno de los deseos de Trump es que a los EE. UU. lleguen más imigrantes de países como Noruega, según lo que manifestó en dicha reunión, este país no vio con buenos ojos los comentarios despectivos realizados por el presidente de los EE. UU. La profesora de asuntos internacionales Hilde Restad, quien vivio en el pais norteamericano, afirmó que “Eso dice mucho sobre lo que Trump piensa que es ser estadounidense. Más sobre etnia que sobre valores comunes”.

Por su parte, Torbjoern Saetre, político del Partido Conservador de Noruega, respondió a lo comentado por Trump con un simple “A nombre de Noruega: gracias, pero no gracias”.

Frente a lo ocurrido, TV2, canal noruego de televisión, le preguntó a los ciudadanos si deseaban mudarse a los EE. UU., a lo que una entrevistada respondió: “Si eligen a un nuevo presidente”.

Trump niega haber utilizado “ese lenguaje”

Tras el escándalo generado por las presuntas declaraciones del mandatario, Trump decidió manifestarse a través de su red social favorita (Twitter) para tratar de solventar la situación.

Según el presidente, nunca dijo “alguna cosa despectiva sobre los haitianos, más allá de decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con muchos problemas”, y aunque Trump sí reconoció que utilizó un fuerte lenguaje en la reunión, el mandatario trató de restarle importancia a sus comentarios afirmando que “lo que fue realmente duro fue la extravagante propuesta hecha” por los congresistas sobre la inmigración.

PANAMPOST