Ante la situación de incertidumbre en que la oposición hondureña de línea chavista tiene sometida a Honduras, al no reconocer los resultados en el nivel presidencial de los comicios desarrollados el pasado 26 de noviembre, el presidente reelecto de ese país, Juan Orlando Hernández, ha hecho un llamado directo a los líderes de ese movimiento político, el expresidente José Manuel Zelaya y al excandidato presidencial, Salvador Nasralla, para comenzar un “diálogo de altura” y la estabilidad retorne a esa nación.

En el llamado que hizo el gobernante hondureño la noche de este domingo, también menciona al excandidato presidencial por el Partido Liberal, Luis Zelaya, quien a pesar de haber quedado en un lejano tercer lugar, se ha identificado con la Alianza de Oposición, y ha sumado incertidumbre al escenario sociopolítico del país centroamericano.

“Cada día, pero especialmente hoy, la patria nos necesita a todos”, dijo Hernández en un mensaje difundido en sus redes sociales, en donde llamó a los antes mencionados “a ser parte de lo que están haciendo muchos sectores de la nación que ya trabajan en ese camino”, dijo refiriéndose a los varios rubros y sectores productores, industriales, religiosos, medios de comunicación, y otros grupos políticos que se han sumado a la preparación de lo que será un denominado “Gran Diálogo Nacional”.

Hernández también señaló: “El pueblo hondureño necesita paz y tranquilidad, espera que las diferencias den paso al respeto y entendimiento”. En ocasiones pasadas, el presidente que resultó reelecto por un segundo período, aseguró que dicho diálogo sería “incluyente, participativo y vinculante”, ya que los acuerdos que se den en este serían llevados al Congreso Nacional para asegurar su cumplimiento, además que las bases sobre las cuales se comenzaría serán las recomendaciones hechas por la Comisión de la Verdad y Reconciliación en el año 2011, luego de que el expresidente Zelaya fuera depuesto de su cargo por una intentona continuista.

Dentro de los posibles mediadores para el diálogo se han mencionado al expresidente de México, Ernesto Cedillo, a Michelle Bachelet, que pronto dejará su cargo en la Presidencia de Chile, así como al exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. Sin embargo, Nasralla ha indicado que prefiere sean personajes de la política hondureña quienes sirvan de intermediarios en estas conversaciones.

El pasado viernes, la Alianza de Oposición protagonizó una vez más una manifestación que terminó en hechos violentos que dejaron severos daños a la propiedad privada de un hotel y restaurantes, los cuales fueron vandalizados e incendiados sin que se reportaran daños a personas, pero sí cuantiosas pérdidas materiales. Además, los líderes de dicho movimiento político han asegurado que entre el 20 y 27 de enero, reanudarán los bloqueos carreteros y movilizaciones, para “boicotear” la toma de posesión del presidente reelecto.

PANAMPOST