Las elecciones del pasado 11 de marzo dejaron varias sopresas, pero uno de los hechos que pasó desapercibido para los electores y los medios en el país, fue el hecho de que el partido cristiano, Colombia Justa Libres, quedara por fuera del senado habiendo sacado tan solo 130 mil votos. Fue ahí cuando los lideres de esa colectividad decidieron tomar cartas en el asunto y empezaron a realizar una serie de denuncias a través de diferentes medios de comunicación asegurando que estaban siendo robados.
Una de esas denuncias llegó a oídos de un experto en informática, seguridad digital y asesoría política quien además prefiere que no se haga pública su identidad (decisión que los lideres de dicho partido comprenden y respetan), y quien les aseguró en ese momento que si era verdad que les habían robado votos, él se los podía ayudar a recuperar en el reconteo.
Lo primero que el equipo encargado de asesorar al Partido en estos temas detectó, es que había un error por parte de la Registraduría en la digitalización de la información y tras reportar el fallo, este fue corregido y el partido pasó a contar con 431 mil votos. Pero aún así este número seguía siendo insuficiente para superar el umbral y los líderes de la colectividad continuaban seguros de que les faltaban votos.
De esta forma el equipo experto en estos temas se puso manos a la obra y empezó a detectar una serie de inconsistencias en los E14, que a la vez iban siendo reportadas una a una a los abogados de Colombia Justa Libres quienes de inmediato empezaron a hacer las reclamaciones pertinentes ante la Registraduría y de esta forma, a recuperar los votos que les habían sido robados. A la mañana de este jueves ya iban oficialmente en más de 462 mil votos, logrando así tres curules en el senado, curules que pasaron a perder el partido verde que quedó con nueve, el Partido Conservador que quedó con 14 y la colectividad de Los Decentes que pasó a quedar solo con tres.
Queda en el ambiente político un sabor amargo, pues queda siendo casi imposible saber sin la ayuda de estos expertos, cuantos votos le robaron a cada Partido y cual fue el que se los adjudicó y de que forma. Y queda el consuelo de que por lo menos en este caso se pudo hacer justicia y que un Partido al que muchos se pusieron de acuerdo para acabarlo, pudo sobrevivir a esta embestida de la corrupción.