Las Fuerzas Armadas argentinas atraviesan un duro momento. A pesar de la fuerte colaboración internacional, ya hace una semana que no se sabe nada del submarino ARA San Juan. Por estas horas, si no pudo ascender a la superficie, la nave se estaría quedando sin reservas de oxígeno.

En medio de la crisis que tiene en vilo a Argentina, la diputada del bloque oficialista Cambiemos Elisa “Lilita” Carrió, quien recientemente ganó la elección legislativa en la Ciudad de Buenos Aires con más del 50% de los votos, comentó la difícil situación en que se encuentran las Fuerzas Armadas:

“Este es el estado de nuestras Fuerzas Armadas. Hay que estar con los familiares de las víctimas. Esto muestra la orfandad de las Fuerzas Armadas. Todo lo demás es cuento. Toques la aviación, el Ejército y la Armada, están iguales. Así no se puede seguir. Las Fuerzas Armadas necesitan una profunda reforma”, manifestó la legisladora.

Para Carrió, la ayuda del Reino Unido, Estados Unidos, Uruguay y Brasil es fundamental, pero pone en evidencia la situación de precariedad de las fuerzas nacionales.

“La gente no puede hacer vuelos porque no hay aviones. Las condiciones en la que trabajan son imposibles. Si tenemos Fuerzas Armadas tenemos que tenerlas preparadas. Hay mucho estado de abandono. Una vez fui al Palomar y casi me muero”, comentó Carrió.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, reconoció que no hay certezas sobre lo que pudo haber pasado con el ARA San Juan y les manifestó a los familiares y amigos que se encuentran haciendo todo lo posible para dar con los 44 tripulantes del submarino.

“Les pido a las familias que no pierdan las esperanzas. La Armada está haciendo todo lo humanamente posible en una operación de extrema magnitud en la que generosamente colaboran otros países. No vamos a dejar de procesar ninguno de los indicios que aparecen y los vamos a mantener al tanto de todas novedades: las buenas y las no tan buenas”, comentó Balbi en el último informe a la prensa.

PANAMPOST