Kullmann Five ya se había ausentado por enfermedad en diciembre de los actos de entrega del Nobel de la Paz, que recayó este año en el presidente Juan Manuel Santos.

La presidenta del Comité Nobel noruego y exlíder conservadora, Kaci Kullmann Five, murió este lunes a los 65 años, informó esta institución.

“El Comité Nobel noruego ha recibido con gran dolor la noticia de su muerte. Hizo un formidable trabajo y se la echará de menos. Era una líder comprometida, incluyente y orientada a buscar soluciones”, señaló hoy en un comunicado el organismo encargado de elegir cada año al ganador o ganadores del premio de la Paz.

Kullmann Five, que fue tratada hace unos años de un cáncer de pecho, ya se había ausentado por enfermedad en diciembre de los actos de entrega del Nobel de la Paz, que recayó este año en el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

La primera mujer en dirigir el Partido Conservador noruego (1991-1994) y ministra de Comercio unos años antes formaba parte del comité desde 2003 y lo presidía desde marzo de 2015, cuando sucedió en el cargo al ex primer ministro laborista Thorbjørn Jagland.

Kullmann Five fue designada gracias a que expiraba el mandato de Jagland y a que el bloque de derecha contaba con mayoría en el comité, cuyos cinco miembros son elegidos por el Parlamento de Noruega cada seis años a propuesta de los partidos, atendiendo a la correlación de fuerzas en la Cámara.

Su elección no estuvo exenta de polémica, ya que Jagland, que quería seguir en el cargo y aún es miembro del comité, había sido discutido por sus controvertidas elecciones para el Nobel, como la del expresidente de EE.UU. Barack Obama o el chino Liu Xiaobo, que enfrió las relaciones diplomáticas entre Noruega y el país asiático.

Jagland había sido censurado también por compaginar el puesto de líder del comité con el de secretario general del Consejo de Europa.

“Con ella hemos perdido a una persona fuerte y cálida, uno de los líderes conservadores más notables y que marcó una época”, escribió en su página en la red social Facebook la primera ministra noruega, la también conservadora Erna Solberg.