Esta semana la candidata presidencial Piedad Córdoba fue entrevistada en RED+ Noticias por Juan Lozano y dentro de los múltiples temas que se tocaron, hubo uno que al parecer pasó desapercibido para la opinión pública nacional pero que es de gran relevancia para entender un poco el contexto actual de la paz con las Farc.

Pues resulta que la exsenadora reveló que una vez ganó el NO en el plebiscito por la paz, recibió una llamada del expresidente Andrés Pastrana a través de la cual este le solicitó que interviniera ante el Gobierno Nacional y ante las FARC, para que los promotores del NO entraran a negociar también con esta guerrilla. Lo que manifestó el expresidente es que tanto él como Uribe estarían dispuestos a sentarse con las Farc.

Posterior a esto, Córdoba conversó con el presidente Juan Manuel Santos, con el senador Carlos Holmes Trujillo, con Francisco Santos y hasta con el mismo Álvaro Uribe quienes le manifestaron exactamente lo mismo: su disposición de hacer parte de esta renegociación y aportarle a la paz, pero cuando pensaron que todo iba por buen camino, fueron precisamente personas de la política nacional con gran influencia en esa organización guerrillera quienes se pusieron en medio y evitaron que algo así de diera. Al final, por asesoría “externa” las FARC rechazaron esa posibilidad y todo se fue al traste.

Dicho acontecimiento no solo es de gran sorpresa para el país, pues muestra como el resultado en el plebiscito cogió por sorpresa a los líderes del NO, sino que además deja entrever que el mismo Uribe Vélez si creía en una paz negociada y que incluso, estaba dispuesto a sentarse cara a cara con sus enemigos de siempre.

Por otro lado queda el sinsabor de saber que justamente personas de izquierda, de las cuales Piedad Córdoba no reveló sus nombres, fueron las que se interpusieron para que un acuerdo mucho más amplio, plural y con mejores resultados se pudiera dar en el país.

Lea también:  La candidata Presidencial Piedad Córdoba reactivará la economía colombiana.