Tres conversaciones grabadas por la DEA entre el abogado Leonardo Pinilla y el exgobernador Lyons dejan en evidencia la extrema cercanía entre el expresidente de la Corte, Leonidas Bustos, y el exfiscal Anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, al punto de que supuestamente le regaló un apartamento y un carro de lujo. 

 

Apartes de esas grabaciones fueron reveladas en la noche de este miércoles  por ‘Caracol Radio’. En esas transcripciones, Pinilla le asegura a Lyons que el expresidente de la Corte incluso le habría regalado un apartamento a Moreno y que este no quería ser jefe de la Unidad Anticorrupción, porque el sueldo no le alcanzaba, sino que su aspiración era ser nombrado vicefiscal general.

Pinilla le dice a Lyons que la estrategia para posicionar los falsos testigos, que fue el caballito de batalla con el que Gustavo Moreno sacó adelante varios procesos en la Corte Suprema, habría costado “por lo menos 1.000 barras” (millones de pesos) “sacando libros, sacando todo ese asunto”. De hecho, Moreno realizó varios lanzamientos, en diferentes ciudades, de su libro acerca de esto, y su caso emblema en la materia fue el de Luis Alfredo Ramos.

‘Porcino’ le dice al exgobernador Lyons que Moreno estaba acostumbrado a un tren de gastos mensual de ‘50 palos’ (millones) y que en su cargo como director de Anticorrupción en la Fiscalía recibe la mitad, y al parecer no le está alcanzando ese ingreso.

“A ese ‘man’ quién lo manda a meterse a ese puesto”, pregunta Lyons, y entonces Pinilla le responde: “Ellos (Bustos y Moreno) quieren ir por otra vaina, ¿si me entiendes? O sea, Gustavo no quiere ser director, Gustavo lo que quiere ser es vicefiscal”.

Lo que muestran las grabaciones es que Lyons le plantea a Pinilla temas para sacarle información clave sobre otros casos de corrupción manejados por la red. Así, ‘Porcino’ menciona en varias oportunidades a Bustos y al otro expresidente de la Corte Suprema cercano a Moreno, Francisco Javier Ricaurte.

Según la transcripción de las grabaciones, revelada por ‘Caracol Radio’, Lyons le dice a su interlocutor: “Oye, a Moreno, con estos ‘manes’ que hay en la Corte, le fue bien, verdad?”

Pinilla le respondió contundentemente: “No joda, ahí fue que se hizo, marica. Ahí fue que se hizo él. Ese man no tenía carro”. “A los dos meses, Leonidas le regaló un 525 (al parecer un BMW 525)”. Y luego agregó: “A los dos meses exactos después de darle esa vaina compró una Prado y vino Leonidas y le regaló el apartamento y pagó completo”. De esos negocios, admitió ‘Porcino’, le quedaron en esa oportunidad 400 millones de pesos, con los cuales pagó su apartamento. 

“Llegó lo de Hernán Andrade: cobraron 2.300 (millones), lo de Musa fueron 3.000 (millones) y lo de Luis Alfredo Ramos, mil y pico (de millones). A mí me dieron 400”. Mencionó otros procesos supuestamente manipulados: el de Germán Olano (del ‘carrusel’ de la contratación) y el de José Alfredo Gnecco, excongresista del Cesar. También habló del caso de Alfonso el ‘Turco’ Hilsaca, un polémico empresario de la Costa investigado por paramilitarismo, cuyo caso lleva enredado más de diez años en la Fiscalía.

Según Pinilla, Bustos “mandaba en la Sala Penal”: “tenía garra con Gustavo Malo”, el mismo magistrado que tiene en la Corte los procesos de Musa Besaile y Julio Manzur.

JUSTICIA

FUENTE EL TIEMPO