Los Gobiernos de Brasil y Canadá decidieron tomar represalias ante la decisión del régimen dictatorial venezolano de expulsar a sus diplomáticos del país en crisis.

Por una parte, el Gobierno de Brasil anunció, en respuesta a la decisión del régimen dictatorial de Venezuela de expulsar al embajador de Brasil en Caracas, que su gobierno ha decidido responder de la misma manera: declarando persona “non grata” al diplomático venezolano de mayor rango en el país, Gerardo Delgado.

“Se trata de una decisión adoptada por simple reciprocidad”, afirmó el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, al mismo tiempo en que anunció que solo esperan la comunicación oficial para tomar la medida y definir el plazo en el que el diplomático venezolano debe abandonar el país

El Gobierno del presidente de Brasil, Michel Temer, ya había anunciado que de confirmar la decisión de la ilegítima y oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela de expulsar al embajador de Brasil, Ruy Pereira; su país aplicaría “las medidas de reciprocidad correspondientes”.

Según indicó la presidenta de la ilegítima ANC, Delcy Rodríguez, la decisión contra el embajador brasileño se mantendrá “hasta que se restituya el hilo constitucional que el Gobierno de facto vulneró”, en referencia a la destitución de Dilma Rousseff, predecesora de Michel Temer.

Sin embargo, la medida contra el diplomático de Brasil no parece tener relación con la destitución de la exmandataria brasileña, ya que se produjo luego de que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil acusara al gobierno venezolano de tomar decisiones “arbitrarias” que comprometen la democracia del país petrolero y ” desmienten el anunciado interés del gobierno venezolano en buscar una solución negociada y duradera para la crisis”.

Las decisiones criticadas por el gigante suramericano se refieren a la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de eliminar la Alcaldía Metropolitana de Caracas y del Distrito del Alto Apure; así como las imposiciones del régimen que evitarían que los tres principales partidos de la oposición participen en los próximos procesos electorales.

En el mismo comunicado crítico hacia la ANC, Brasil instó al gobierno de Maduro a reconocer la crisis humanitaria que atraviesa ese país y a aceptar ayuda internacional para poder hacerle frente resaltando la importancia de reconocer la crisis humanitaria que atraviesa ese país y a aceptar ayuda internacional para poder hacerle frente.

Por su parte, el Gobierno canadiense también optó por declarar persona ‘non grata’ al embajador venezolano, Wilmer Barrientos, tras la expulsión del encargado de negocios de Canadá, Craib Kowalik, de Venezuela.

Es “típica” la reacción del régimen de Maduro de expulsar al embajador tras las críticas realizadas a su gobierno, denunció la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland; y es que Kowalik fue declarada persona “non grata” luego de que el gobierno canadiense denunciara que el régimen de Nicolás Maduro de “socava todos los esfuerzos para restaurar la democracia y ayudar al pueblo venezolano”.

El canciller canadiense aseguró que a pesar de las acciones del gobierno venezolano contra las críticas de su país, “no se mantendrán al margen mientras el Gobierno de Venezuela despoja a su pueblo de sus derechos fundamentales democráticos y humanos, y les niega el acceso a asistencia humanitaria básica”.

Canadá “continuará trabajando con nuestros socios en la región, incluido el grupo de la Declaración de Lima, para ejercer presión sobre el régimen antidemocrático de Maduro y restaurar los derechos del pueblo venezolano”, afirmó la diplomática.

El Gobierno canadiense ha endurecido su posición contra el régimen dictatorial venezolano e incluso ha tomado sanciones en su contra, como una forma de presión para que Maduro y sus secuaces dejen de violar los derechos humanos de los venezolanos.

PANAMPOST