El viernes en la noche los cuerpos  sin vida de Lina Bolaños y el inglés, Richard Field, dos reconocidos médicos de Boston fueron hallados degollados en un exclusivo apartamento, al sur de Boston. En las paredes el asesino había dejado notas escritas con la sangre de ellos. 

El responsable del hecho sería Bampumim Teixeira, un hombre de 30 años nacido en Guinea-Bissau (oeste de África), que había sido exguardia de seguridad.

El portal People Crime confirma que Teixeira acababa de terminar un período de 9 meses en la cárcel por robo de bancos. Según los registros judiciales, fue arrestado a mediados de julio por robar un banco. Más tarde se declaró culpable de dos cargos de robo en un banco. Fue condenado a un año de reclusión, pero sirvió unos 9 meses y fue liberado a mediados de abril.

Las autoridades creen que conocía a la pareja, ya que no se halló ninguna evidencia de uso de fuerza para el ingreso al lujoso Penthouse. De ser así,  se desconoce cómo los habría conocido. La policía solicitó los registros telefónicos, que se espera ayuden a resolver el caso.

Bampumim Teixeira es un inmigrante de África occidental que había trabajado como guardia de seguridad y que fue capturado  en la escena del crimen después de un fuerte choque de disparos con la Policía, del que resulto herido.

Colegas de Bolanos (de 38 años), y Richard Field (de 49 años), aseguraron que los anestesiólogos eran conocidos por su calidez y compasión con los pacientes. Estaban comprometidos y planeaban su matrimonio para fin de año, también tenían previsto tener un hijo.

Una de las hipótesis que barajan los fiscales, es que se trató de un hurto, pues se halló una mochila llena de joyas, que serían de Bolaños.

El portal Heavy.com cuestionó a Jake Wark, vocero del fiscal de distrito del condado de Suffolk, sobre el estatus migratorio de Teixeira, y dijo: “De lo que deduzco, Teixeira es un residente permanente legal. Las preguntas acerca de la ley de inmigración y las sanciones se plantean mejor a las autoridades federales como el ICE, ya que los fiscales estatales no tienen jurisdicción o posición en esos asuntos”, dijo.

El hombre permanece en el hospital, recuperándose de las heridas propinadas por la policía en su intento de fuga y desde allí fue acusado del homicidio.

Uno de los grandes interrogantes que queda, es por qué si Teixeira llevaba armas de fuego, decidió atacar a los esposos con cortes en el cuello y dejar mensajes en las paredes escritos con la sangre de ellos.  

 

Bucaramanga.extra.com.co