La presidenta de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció que tanto el encargado de negocios de Canadá, Craib Kowalik, como el embajador de Brasil, Ruy Pereira, son declarados como personas “non gratas por parte de la dictadura chavista.

“Nosotros hemos decidido declarar persona non grata al encargado de negocios de Canadá y declarar persona non grata al embajador de Brasil”, informó Rodríguez.

La excanciller añadió que la medida responde a la “insistente, grosera y vulgar intromisón (de estos gobiernos) en los asuntos internos de Venezuela”.

Asimismo, Rodríguez afirmó que en el caso de Brasil se mantendrá la decisión “hasta que se restituya el hilo constitucional que el Gobierno de facto vulneró”, en referencia a la salida de la predecesora del presidente de Brasil, Michel Temer, Dilma Rousseff, tras el impeachment parlamentario por haber maquillado el déficit presupuestal de Brasil.

Los dos gobiernos se manifestaron tras la decisión de la dictadura de Nicolás Maduro. Por una parte, Canadá aseguró que a pesar de esto “continuarán trabajando para abordar esta situación y ayudar al pueblo venezolano (…) en restaurar la democracia en Venezuela”.

Brasil, mientras tanto, aseguró que “aplicará las medidas de reciprocidad correspondientes” y afirmó que “esta decisión demuestra una vez más el carácter autoritario del Gobierno de Maduro y su falta de disposición para cualquier tipo de diálogo”.

Tanto Brasil como Canadá han demostrado ser gobiernos críticos  del venezolano al mostrar su desacuerdo a la formación de la Asamblea Nacional Constituyente chavista, y a sus decisiones inconstitucionales.

“El Gobierno venezolano y su ilegítima Asamblea Nacional Constituyente están inventando reglas a medida que avanzan. Esto no es democracia. Los diversos puntos de vista políticos hacen democracias fuertes”, ha opinado también el Gobierno estadounidense.

PANAMPST