El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, estudia opciones tras la evidente pugna que mantiene con el partido político Alianza País (AP), luego de haber sido destituído como presidente del movimiento, medida que, por cierto, un tribunal penal dejó sin efecto.

Este martes 7 de noviembre se agudizó la ruptura entre Moreno y miembros de AP, cuando el excanciller Ricardo Patiño y la expresidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, cercanos a Rafael Correa, decidieron  destituir a Moreno tras la excusa de su ausencia en las sesiones del consejo directivo.

Y es que la crisis en AP empezó cuando Moreno inició diálogos con todos los sectores con la oposición. Situación que se agudizó cuando el actual mandatario criticó la difícil situación económica que heredó de Correa.

PANAMPOST