Las tres apariciones públicas del Gobierno se respondieron con tres saltos del dólar. Al cierre de la jornada, los bancos dejaron de venderle al público. (Youtube)

La jornada de hoy abrió con expectativas y un anuncio del jefe de Gabinete, Marcos Peña. En el día de ayer, el Gobierno ya había pagado un alto precio por el mensaje fallido de Mauricio Macri, que generó una nueva corrida del dólar. A horas del salto de 30 a 34,50 todavía faltaba lo peor.

El mensaje que eligió Peña, en un momento de notoria fragilidad, fue el de siempre. Para el jefe de Gabinete “no se está frente a un fracaso económico”, “no hay crisis”, “no hay necesidad de cambios en el Gabinete” y manifestó que “se continuará trabajando en un proceso de recuperación”. ¿La respuesta? Otra corrida sobre el dólar. La peor hasta el momento.

Ayer Macri había emitido la comunicación minutos antes de la apertura del mercado cambiario y la corrida se dio entre las 10 de la mañana y el mediodía. Hoy, apenas terminó de hablar Peña, hubo un primer salto a 36. Cundió el pánico y la gente salió a comprar. Algunos llegaron al banco o a las casas de cambio cuando estaba a 38. El whatsapp hizo lo suyo y para cuando muchos ya estaban en la fila de espera para sacarse los pesos argentinos de encima, la pizarra ya decía 41,50. El mercado minorista llegó a operar incluso el día de hoy a 42 pesos. Mucha gente no tuvo suerte en adquirir la cotizada moneda norteamericana, porque aunque el precio estaba altísimo, varios bancos privados dejaron de vender. La causa (o excusa): la falta de liquidez.

Para el cierre de la jornada del mercado cambiario, el precio oscilaba alrededor de los 40, tras una nueva venta de reservas del Banco Central. Todo indica que el número podía incluso terminar arriba de los 42 sin una nueva intervención del Gobierno, que cada vez tiene menos dólares.

¿Cambios en el Gabinete?

Aunque esta mañana el jefe de Gabinete dijo que el plantel de colaboradores de Macri queda como está, el nuevo sacudón hizo que comiencen otra vez los rumores. El que tiene más chances de salir del equipo presidencial es el mismo Marcos Peña, funcionario más representativo del gradualismo fracasado.

Los economistas liberales, furiosos en las redes sociales

Javier Milei, luego de la jornada funesta para el peso argentino, recordó la “persecución” que sufrieron los referentes libertarios críticos del plan económico macrista.

Por su parte, José Luis Espert reiteró que el Gobierno de Cambiemos está formado por “inútiles” y pidió que existan consecuencias legales para las malas gestiones económicas.

Roberto Cachanosky decidió acordarse del diputado oficialista Fernando Iglesias, que trató de “liberalotes” a los economistas que pedían una reforma profunda y criticaban el gradualismo fallido. Cuando Iglesias escribió el artículo, con la peyorativa calificación, el dólar estaba a 17 pesos.



Fuente