La cúpula de la dictadura castrista se ve envuelta una vez más en un escándalo, ya que en la reciente visita que el multimillonario britñanico, Richard Branson, hizo a La Habana, su “guía turístico” fue Fidel Antonio Castro Smirnov, nieto del fallecido dictador Fidel Castro.

Branson es el presidente del Virgin Group que consta de alrededor de 350 empresas y, según la revista Forbes, tiene una fortuna de al menos USD $5.100 millones.

El magnate definió su visita a La Habana como “fascinante” y también detalló: “Hemos estado volando a Cuba durante muchos años con Virgin Atlantic, y fue genial echar un vistazo a hitos locales como el famoso Hotel Nacional. Estuve en La Habana con el director general de Virgin Voyages, Tom McAlpin, discutiendo sobre oportunidades futuras”.

En cuanto a haber conocido al nieto del dictador cubano dijo que fue una “suerte”; conversaron sobre el amor que tienen en común por “la aventura y el océano”, además profundizaron en “los diversos avances médicos que se han desarrollado en Cuba; podrían ser increíblemente útiles para el resto del mundo”.

En cuanto a las presiones que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está haciendo sobre el régimen castrista, el multimillonario lamentó que el gobernante esté buscando “revertir muchos de los avances que se lograron durante los años de Obama” sin embargo destaca que Castro Smirnov y su padre son ejemplo de “esfuerzo”en cuanto a “estimular la cooperación científica entre países”.

También se refirió al embargo que Trump dijo no levantaría a la isla hasta que esta no garantizara el respeto a los derechos humanos, entre otras condiciones: “Un embargo en vigor desde hace casi 60 años ha obstaculizado el desarrollo de Cuba, pero también ha detenido el acceso de EE.UU. a muchos de sus avances. Las sanciones han variado en severidad, y durante la presidencia de Barack Obama sus órdenes ejecutivas revertieron algunas de las medidas más duras”, dijo Branson.

Branson también destacó la hospitalidad del nieto del dictador: “Gracias a Fidel Antonio por la absorbente discusión y a la maravillosa gente de Cuba por la hospitalidad. Espero volver a visitarlo pronto”, dijo el multimillonario.

El magnate se une a la lista de reconocidos personajes que han visitado Cuba desde que Obama fexibilizó las medidas migratorias hacia la isla, y también el perfil público de la dinastía Castro sigue incrementando al vérseles rodeados de ricos y famosos de diferentes partes del mundo.

PANAMPOST