Y esto porque Orjuela se habría negado a vender el negocio a las Farc o aceptar que invirtiera para lavar dinero conseguido por sus actividades ilegales.

La versión salió del primer capturado por el crimen, Mauricio Parra Rodríguez, en testimonio a la Fiscalía.

Parra Rodríguez fue socio de Orjuela en un cultivo de arándanos y presunto encargado por ‘El Paisa’ para convencerlo. ‘El Paisa’ también habría mandado a una hermosa guerrillera para convencerlo.

Concejal (exuribista) de Medellín se siente orgulloso de que lo llamen “cacorro”

Todos estos señalamientos, según la revista Semana, llevaron a ‘El Paisa’ a temer que el fiscal general Néstor Humberto Martínez lo quiera vincular al caso por testaferrato y lavado de activos con Surtifruver.

 “Esto lo dejaría por fuera de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP, tribunal que juzgará los crímenes cometidos en el marco del conflicto armado) y lo juzgaría la justicia ordinaria, con posible extradición y el resto de su vida en la cárcel”, dice Semana.

La versión del Gobierno fue que el exguerrillero tenía permiso para salir, pero la revista agrega, dando por hecho que sí escapó, que “sus compañeros lo convencieron de que el proceso de paz estaba blindado y de que no tiene riesgos, a menos que cometa algún delito después de la firma de la paz”.

PULZO