Acaba de conocerse una declaración ante la Fiscalía de la cuestionada exfiscal Hilda Niño Farfán -en juicio por beneficiar y recibir dádivas de un paramilitar- en la que habla de un supuesto complot para vincular a Álvaro Uribe Vélez y su hermano Santiago con paramilitarismo y el caso de los Doce Apóstoles, por el que este último está en juicio.

Farfán, “se habría comprometido a desprestigiar la investigación penal que se adelantó contra el señor Santiago Uribe Vélez“, dijo la Corte Suprema esta semana.

De hecho, la exfiscal ha hecho énfasis en que la investigación contra los Uribe es un complot. Y en esta declaración conocida este viernes por EL TIEMPO y que fue dada a la Fiscalía en mayo de este año en la cárcel El Buen Pastor, la exfiscal habla de una “red criminal” para conseguir que personas testificaron en contra de los hermanos Uribe.

Esta red, según la exfiscal, estaría liderada por el exdirector de Justicia y Paz Carlos Villamil, quien llegó a la Fiscalía, dijo Niño, como ficha del cuestionado exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia Leonidas Bustos, salpicado en el escándalo del ‘cartel de la Toga’.

En este presunto complot también estaría involucrado el exfiscal Eduardo Montealegre y el exvicefiscal Jorge Perdomo.

De acuerdo con el relato de la Niño, recogido en 15 páginas, desde la época de Montealegre, Bustos tenía una gran influencia en la Fiscalía y es por esto que Carlos Villamil llegó en 2014 a ser el director de Justicia y Paz,  “él le hacía los mandados a Bustos”, señaló en la declaración.

Es así como en noviembre del 2015, contó la exfiscal, Villamil le pidió, por supuesta orden directa de Montealegre y Perdomo, que dispusiera a un grupo de personas a escuchar y desgrabar de forma secreta todas las versiones libres, entrevistas y diligencias en las que se mencionara a Santiago Uribe o Álvaro Uribe.

“Teníamos que transcribir qué habían dicho o qué señalamientos habían hecho los paramilitares o desmovilizados contra ellos dos”, relató a la Fiscalía.

Niño continuó diciendo que le entregaron un lista de nombres para revisar, y según ella, muchas de estas personas eran citadas de forma clandestina, incluso trasladadas desde prisiones a las oficinas de Justicia y Paz. La exfiscal dijo no saber a quiénes citaban con más frecuencia, pero que “de esas diligencias salían testimonios en contra de los hermanos Uribe, señalándolos como paramilitares y diciendo que el grupo de los Doce Apóstoles era de Santiago Uribe”.

De esas diligencias salían testimonios en contra de los hermanos Uribe, señalándolos como paramilitares y diciendo que el grupo de los doce apóstoles era de Santiago Uribe.

En esta urgencia por, al parecer, conseguir testigos contra Uribe, incluso enviaron a alguien a Miami a reunirse con el extraditado ‘don Berna’ para ofrecerle beneficios si declaraba contra el expresidente, contó Niño.

De acuerdo con la exfiscal, todos los informes entregados a Perdomo sobre las declaraciones contra los hermanos Uribe, “señalaban que el paramilitarismo en Colombia había sido organizado por Álvaro Uribe y que el grupo de los Doce Apóstoles era fundado por su hermano Santiago”.

En el 2015, tras unas vacaciones de Villamil, Niño afirmó que le preguntó por qué estaban recopilando esta información “y él me dijo: ‘vea doctora, es que Uribe es un paramilitar y el señor fiscal quiere mostrar resultados de que así sea Uribe, tiene que pagar’”, declaró.

EL TIEMPO JUSTICIA