Hoy Iván Duque se ha posesionado como presidente de Colombia. Los retos que tiene que enfrentar son muchos y muy difíciles.

Juan Manuel Santos hizo una increíble y costosa campaña publicitaria para intentar convencer a los colombianos de que el suyo fue un buen gobierno y, por supuesto, también gastó millones proyectando una buena imagen ante la comunidad internacional.

En parte, por cuenta de la gran campaña publicitaria hecha por el gobierno que hoy sale, muchos colombianos, como gente en el exterior, no tienen una idea clara de lo que le va a tocar enfrentar a Duque.

Santos tiene una altísima desaprobación, los acuerdos de La Habana también, es evidente que la gente entiende que las cosas no están bien. Sin embargo, los problemas que tiene el país son mucho más graves de lo que la mayoría cree.

Duque tendrá que lidiar con el endeudamiento que dejó Santos, quien triplicó la deuda externa y duplicó la deuda interna, los impuestos en Colombia son un infierno para los empresarios, estamos a punto de perder el grado de inversión; la situación en materia económica es bastante difícil.

El punto es que las reformas para que las cosas empiecen a funcionar son dolorosas. El nuevo presidente tendrá que recortar gastos, tiene que hacer una reforma tributaria importante que beneficie a los empresarios para lograr un aumento del empleo. Duque debe realizar además una reforma laboral y pensional que va a ocasionar que los sindicatos, que en Colombia son bastante fuertes, lo enfrenten de una forma despiadada.

Pero además de lo económico, el nuevo presidente de Colombia tendrá que enfrentar unas FARC, que algunos llaman disidencias, pero que de cualquier forma son el principal cartel del narcotráfico a nivel mundial. Colombia está inundada en coca, lo que significa que los señores de la guerrilla están llenos de dinero y de poder.

Si Duque hace lo que tiene que hacer con estos delincuentes: ordenar que el ejercito vuelva a atacar, las cifras de violencia  van a aumentar. El presidente no solo deberá tener mano dura para realizar los cambios económicos necesarios, dolorosos al principio pero necesarios, sino también para enfrentar, como se debe, a los guerrilleros.

En la Noticia del Día analizamos los fuertes retos que tendrá que enfrentar el nuevo presidente de Colombia.

Audio al inicio de la nota.

FARC y una economía de capa caída, los retos que afrontará Duque (Twitter)

 



Fuente