A 21 días de que en Honduras se realizaran comicios generales y que crearan polémica debido al estrecho resultado entre los principales candidatos, el oficialista Juan Orlando Hernández de 49 años, y el opositor Salvador Nasralla de 64 años, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) del país centroamericano declaró oficialmente reelecto al gobernante actual.

Este domingo 17 de diciembre en horas de la tarde, en cadena nacional de radio y televisión, el magistrado presidente del TSE, David Matamoros Batson, oficializó los resultados de los pasados comicios que dan por reelecto por un nuevo periodo a Hernández, además se declaró oficialmente electos los niveles de alcaldías y diputados.

Según los datos oficiales, el actual gobernante se impuso con un 42,95 % que se traduce en 1.410.442 votos superando a Salvador Nasralla que obtuvo 1.360.442 votos representando un 41,42 %, con estas cifras “el presidente de la República por los próximos cuatro años es el ciudadano Juan Orlando Hernández del Partido Nacional”, sentenció Matamoros Batson.

El funcionario de la máxima autoridad electoral de Honduras destacó que ese ente había cumplido con todas las recomendaciones hechas por las Misiones de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) así como de la Unión Europea con el objetivo de transparentar el proceso electoral.

La diferencia porcentual entre los principales contendientes es de 1,53 % después del recuento voto por voto de aproximadamente 5.759 urnas y posterior “análisis, verificación y sumatoria” según detalló Matamoros Batson.

Con este hecho, Hernández del Partido Nacional, se convierte en el primer mandatario de Honduras en reelegirse por un período, ya que en años anteriores la reelección estaba prohibida según las leyes del país centroamericano.

En cuanto a diputaciones, el oficialista Partido Nacional obtuvo 47,66 % de los votos y en cuanto a alcaldías tiene un 58,05 %, con lo que se alza con la mayor victoria registrada en pasados comicios en el país centroamericano.

El coordinador general de la oposición, el expresidente José Manuel Zelaya Rosales, aseguró que no reconocía el fallo del TSE y llamó a sus simpatizantes a que se mantengan en las calles, por lo que estos provocaron una serie de disturbios y bloqueos de vías en diferentes puntos del territorio nacional.

Con la mencionada declaratoria oficial del TSE, Honduras cierra un complejo ciclo electoral en el que, como resultado, se obtuvo una significativa fractura social, pérdidas económicas y discrepancias políticas.

PANAMPOST