En noviembre de 2017 Humberto de la Calle se aseguró el apoyo del Partido Liberal al ganar la consulta presidencial de ese partido. Gracias a esa victoria, de la Calle será uno de los candidatos presidenciales de Colombia para 2018.

Además del respaldo del Partido Liberal, de la Calle busca sumar otros apoyos. Fuentes cercanas del Partido de la U afirman que de la Calle podría recibir el respaldo del partido de Santos.  Líderes de la izquierda colombiana también comentan que el candidato liberal también podría sumarse a la Coalición Colombia, unión electoral de la izquierda colombiana.

Aunque de la Calle no puntea en las encuestas, es notorio cómo su candidatura despierta ánimos entre muchos jóvenes votantes del campo de la izquierda. De la Calle ha sabido capitalizar esos apoyos presentándose como el candidato del cambio. Sin embargo, vale la pena preguntarse si el candidato “liberal” realmente supondría un cambio de rumbo para el país. En el PanAm Post evaluamos esta posibilidad.

El Partido Liberal, ¿partido del cambio?

El Partido Liberal es uno de los partidos tradicionales colombianos, no sólo por trayectoria, sino por vocación. En los últimos 87 años, Colombia ha tenido al menos diez presidentes del Partido Liberal. De los diez presidentes “liberales”, cuatro de ellos tienen relación de consanguinidad con otros presidentes. Las familias Lleras y López han tenido dos presidentes cada una. A esta lista se podría sumar Juan Manuel Santos, quien no hace parte del Partido Liberal, pero ascendió al poder con su apoyo.

El modelo dinástico del Partido Liberal contrasta incluso con el Partido Conservador, el otro partido tradicional colombiano. En el Partido Conservador solo dos presidentes han pertenecido a la misma familia: Misael Pastrana y su hijo Andrés Pastrana.

Pero además de una tradición de inmovilismo, el Partido Liberal parece seguir perfilándose como un partido que busca preservar los privilegios de la tradición. Los hijos y/o nietos de  López, Santos, Lleras, Turbay, Gaviria y Samper han participado en política electoral. Bajo este esquema de preservación de privilegios vale la pena preguntarse si de la Calle podría cambiar la tradición de delfines y dinastías del Partido Liberal.

La trayectoria de Humberto de la Calle

Humberto de la Calle ha participado en casi todos los gobiernos colombianos de los últimos 25 años. De la Calle fue ministro de gobierno del liberal César Gaviria en 1990. En 1994 de la Calle decidió ser vicepresidente del cuestionado presidente Ernesto Samper. Tras descubrirse las presuntas relaciones de Samper con el Cartel de Cali, de la Calle decidió apartarse del gobierno en 1996. No obstante, Samper volvería a trabajar con de la Calle como embajador de España.

De la Calle no dejaría de hacer parte de los gobiernos colombianos luego de su participación en el gobierno Samper. El político “liberal” sería ministro y embajador del conservador Andrés Pastrana.

De la Calle ¿uribista?

A pesar de que en la actualidad de la Calle es crítico de Álvaro Uribe, el político “liberal” también fue cercano al caudillo paisa. De acuerdo al portal “La Silla Vacía“, de la Calle habría llegado a ser asesor jurídico de Uribe en la reforma a constitucional que permitió la reelección de Uribe.

Aunque el aspirante ha negado sus simpatías hacia Uribe, el PanAm Post rescató una entrevista de de la Calle con BBC Mundo de 2005. En la entrevista titulada “Uribe no es un Fujimori en ciernes” de la Calle defiende a Uribe y su proyecto de reelección.

PANAMPOST