Entre las diferentes sanciones previstas por el grupo guerrillero se encontraban la perdida temporal o definitiva del derecho a ocupar un cargo de responsabilidad u obligación. (Fotomontaje PanAm Post)

Dos nuevos informes fueron entregados por la Fiscalía General de la Nación a la justicia especial encargada de investigar los delitos del conflicto armado, donde se  detalla la violencia basada en género y la discriminación a la población LGTBI que hacia parte de las FARC. 

Estos estudios apuntan a aportar el esclarecimiento de la verdad, la reparación integral de las víctimas y sus familias y contribuir al mejoramiento de la investigación y judicialización. El ente acusador explica que la exguerrilla de las FARC  recurrió de manera indiscriminada a diversas manifestaciones de violencia basada en género contra: la población civil, sus propios compañeros de fila e integrantes de la fuerza pública. 

Básicamente, si un guerrillero al interior de las FARC expresaba conductas contrarias al orden heterosexual que predominó en la guerrilla era objeto de represión, así lo afirmó la vicefiscal María Paulina Riveros. 

“La diversidad sexual fue catalogada por las FARC como un comportamiento prohibido y por ello el grupo ilegal emprendió castigos para frenarlo”, indicó. 

Entre las diferentes sanciones previstas por el grupo guerrillero se encontraban la perdida temporal o definitiva del derecho a ocupar un cargo de responsabilidad u obligación. Asimismo, se destaca que se hacían referencias despectivas en las hojas de vida de aquellos militantes, ya sea hombres o mujeres, que se identificaban como homosexuales.

El documento detalla algunos casos de tratos crueles y aberrantes que incluían distintos vejámenes que motivaron la apertura 874 investigaciones por delitos de violencia basada en género. Se enumeran en total 945 víctimas, de las cuales 876 fueron mujeres (96%) y 38 hombres (4%).

En total, estas personas fueron víctimas de 600 casos de acceso carnal violento (68.6%) y 122 por acceso carnal abusivo con menor de 14 años (13.9%). Del mismo modo, fue detectado un porcentaje menor de otras circunstancias como desnudez forzada, feminicidio, esclavitud sexual y prostitución forzada, que en su gran mayoría se registraron en las regiones de Antioquia, Meta, Tolima, Nariño, Chocó, Sucre, Bolívar, Magdalena, Caquetá y Cundinamarca.

Con esta nueva entrega ya son siete los informes entregados por la Fiscalía a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). El primero fue el inventario de casos relacionados con el conflicto armado; el segundo, “retenciones ilegales” por parte de las FARC; el tercero, la victimización a miembros de la Unión Patriótica por parte del Estado; el cuarto la victimización y utilización de niños, niñas y adolescentes por parte de la desmovilizada FARC; y el quinto, sobre muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combates por parte de agentes del Estado.

La homofobia de las FARC

Según la Corporación Caribe Afirmativo a las mujeres lesbianas y hombres homosexuales les decían que esa condición sexual faltaba a la disciplina de la guerrilla, que por tal razón les castigaban. 

Se registraron casos de aislamiento a mujeres lesbianas a tal punto de ser reprimidas, humilladas y enceradas en una celda hasta que eran expulsadas de la organización subversiva. 

Estos casos han sido ocultados por los exfarc que hasta ahora no han reconocido el flagelo. Mientras tanto, desde la legalidad y constituidos como movimiento político han abogado por los derechos de la comunidad LGTBI. 

Fuente