Diez dirigentes sindicales del gremio de la construcción fueron detenidos esta madrugada en Bahía Blanca (provincia de Buenos Aires) en un gran operativo de la Policía Bonaerense que incluyó 19 allanamientos simultáneos. Este sindicato en particular había sido cuestionado por la misma gobernadora María Eugenia Vidal, aliada al presidente Mauricio Macri.

Entre los detenidos en el marco de este operativo, realizado bajo la orden del fiscal Gustavo Zorzano, se encuentra Humberto Monteros, principal referente local de este cuestionado sindicato. 

La investigación está relacionada con extorsión y asociación ilícita, pero se enmarca en el enfrentamiento político que el macrismo está dando contra las cúpulas sindicales. Si bien, es claro que la corrupción es el denominador común de las organizaciones sindicales en el país, el gobierno con este enfrentamiento está logrando desarticular a un potencial enemigo de trascendencia que pueda poner palos en la rueda a las reformas que busca implementar Cambiemos.

PANAMPOST