A muy poco tiempo de conocerse la autopsia de Santiago Maldonado, y justo en el día de su velatorio (la familia acaba de recuperar sus restos mortales), un nuevo enfrentamiento de las fuerzas de seguridad con manifestantes mapuches en la provincia de Río Negro arrojó el saldo de un muerto.

El hecho, que fue confirmado oficialmente recién en la noche del sábado, 25 de noviembre, tuvo lugar alrededor de las 4 de la tarde (hora local) en la localidad de Villa Mascardi, a 35 kilómetros de la turística Ciudad de Bariloche.

Desde el Ministerio de Seguridad confirmaron el deceso del manifestante, como también el saldo de dos heridos, luego del enfrentamiento con oficiales de Prefectura Naval.

La situación se desencadenó mientras se realizaba una protesta mapuche y un grupo de manifestantes comenzó a arrojar piedras desde la montaña, situación que fue reprimida por los agentes de Prefectura. El conflicto en la zona había comenzado el jueves, cuando militantes de la comunidad Lafken Winkul fueron desalojados luego de diversas manifestaciones violentas.

El militante mapuche que perdió la vida sufrió el impacto de un proyectil con entrada en la zona del glúteo, pero la munición llegó a la parte posterior del torso donde afectó órganos vitales. Por el lado de Prefectura Naval, dos agentes se encuentran internados por lesiones, pero no corren riesgo de vida.

La noticia, que llegó a la sala funeraria donde los familiares y amigos despiden a Santiago Maldonado, fue interpretada como un hecho más en el marco de una supuesta política represiva del Gobierno argentino. La abogada que representa a la familia de Maldonado y que mantiene todavía la teoría de que Santiago fue llevado a la muerte por Gendarmería, manifestó: “Es claro que van a avanzar con todo”.

PANAMPOST