La persecución al interior del Centro Democrático liderada por “Pacho Santos” en contra de la Representante a la Cámara Tatiana Cabello, no se detiene.

Después de las evidentes falsas acusaciones en contra de ella, y de que una de las colaboradoras de la UTL del partido, Lina García, quien fue la que afirmó que “La Tata” le había cobrado parte de su sueldo para que siguiera trabajando allí eliminara todas sus redes sociales y no se reafirmara en dicha denuncia, orquestada claramente por otras personas del Partido, la congresista se dio cuenta que quién quería quitarle el aval dentro de la colectividad para dárselo a su propio hijo era “Pacho” Santos.

A este, que se le había unido ya la siempre disociadora María Fernanda Cabal y su grupo de calumniadores profesionales a sueldo con acusaciones aún más severas que esa y de igual forma sin prueba alguna, han llevado a la Corte Suprema de Justicia a investigar a la senadora Cabello quien en repetidas ocasiones y con documentación que lo prueba, ha evidenciado su inocencia ante cada ataque de sus enemigos.

Solo queda esperar que el líder natural de ese partido, el expresidente Álvaro Uribe, respalde a la joven política que ha sido su escudera de forma incondicional en el Congreso durante estos casi cuatro años, y que la Corte además escuche a todas las partes y que reúna todas las pruebas que le permitan dar un veredicto absolutorio en este proceso lo antes posible, pues de no ser así estaría ganando nuevamente la corrupción en el país.