El empresario brasileño Marcelo Odebrecht confirmó que su compañía financió en el año 2011 las campañas presidenciales de los candidatos Keiko Fujimori y Ollanta Humala.

Durante las declaraciones, Odebrecht también aseveró que las siglas “AG” que se pueden leer en su agenda sí se refieren al expresidente Alan García.

“El señor Odebrecht ha sido bastante explícito en todas sus respuestas”, comentó el coordinador de la Fiscalía de Lavados de Activos de Perú, Rafael Vela, quien estuvo acompañado en el interrogatorio por los también fiscales: José Pérez y Walter Villanueva.

Los fiscales viajaron a una cárcel de Curitiba, en Brasil, para interrogar por segunda vez en el año al exdirector de la polémica constructora, esperando poder recopilar mayor información de las iniciales AG y OH encontradas en la agenda de Odebrecht y que parecían referirse a los exmandatarios Alan García y Ollanta Humala.

Tras el largo interrogatorio, que tuvo una duración de cuatro horas, Odebrecht informó que las empresas consorciadas con la constructora en Perú “sabían lo que estaban haciendo”.

Según Odebrecht, su constructora solo ayudaba en las campañas de los candidatos presidenciales que tenían posibilidades de ganar, para que la empresa pudiese tener las puertas abiertas y así realizar nuevos proyectos en el país, una vez llegara a la presidencia el candidato financiado.

Hasta ahora, tanto Alan García como Keiko Fujimori habían negado haber recibido financiación de la constructora brasiñeña; si embargo, con la confirmación del empresario se logró tener la certeza de la entrega de dinero a los políticos.

Aunque al no existir un documento oficial sobre las declaraciones del ejecutivo, Fujimori volvió a negar las declaraciones, y aseguró que los medios locales mienten. Debido a esto, Edward García Navarro, quien defiende a la líder política, anunció que iniciará acciones penales contra el diario El Comercio por supuesta “difamación”.

Es importante destacar que la justicia peruana trata de revelar la “verdad total” sobre los 29 millones de dólares que la empresa brasileña reconoció haber entregado a funcionarios peruanos entre el año 2005 y el 2014, años que coinciden con los períodos presidenciales de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

“Si no revelamos completamente todo, será un desastre. Y no vamos solo a revelar la verdad en un país”, indicó el vicepresidente y director global de Cumplimiento de Odebrecht, Michael F. Munro.

Un informe de la Policía de Andorra ya había revelado los nombres de los quienes recibieron USD $15 millones, que habrían sido pagado a través de cuentas en la Banca Privada d’Andorra (BPA).

El informe destapó que los beneficiados fueron: Miguel Atala Herrera, exvicepresidente de Petroperú (2008-11), a quien se le habrían entregado USD $1,3 millones mediante la sociedad Ammarin Investment; Jorge Horacio Cánepa, exárbitro de la Cámara de Comercio de Lima (2009-15), quien habría recibido USD $1,4 millones a través de una cuenta abierta en 2013 en la BPA a nombre de Maxcrane Finance; asimismo, está presuntamente implicado el presidente de la consultora Alpha Consult, Rómulo Jorge Peñaranda Castañeda, vinculado a la firma Randalee Investments y a quien Odebrecht le habría pagado un monto de USD $2,6 millones en mayo del 2010.

Asimismo, el reporte nombra que el exgerente de Seguridad de Lima y expresidente de Emape (2011-14), Gabriel Prado Ramos, recibió USD $3,6 de la firma de Odebrecht, Aeon Group y al exdirector de Ositran (2007-2012), Juan Carlos Zevallos Ugarte, a quien se le pagó USD $780.000.

Perú a penas es uno de los muchos países de la región en el que se investiga el mayor escándalo de corrupción que incluye sobornos y lavado de dinero a grandes empresarios y políticos.

En el país grandes líderes como Keiko Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala se han visto envueltos en las investigaciones, lo que a situado al país como uno de los países en el que más líderes se han visto implicados.

PANAMPOST