Con una serie de tuits publicados minutos después de anunciar su renuncia al Senado de la República, el expresidente Álvaro Uribe se fue lanza en ristre contra la Corte Suprema de Justicia y contra el magistrado que según él, filtro esa información a los periodistas Néstor Morales y Felipe Zuleta antes de él ser notificado.

Uribe dijo también que el magistrado responsable de este hecho debía ser destituido debía renunciar de inmediato. Además afirmó que la Corte sabía que habían sido pagados testigos en contra suya, y que tratará de demostrar esos hechos pese a que sabe lo difícil que será debido a la presión mediática y periodística que hay en su contra.

Por último Uribe se refirió a la ex fiscal Hilda Farfán y dijo que a través de allegados a su familia había se había enterado del montaje que se había fraguado en contra de su hermano Sangiago, quien hoy se encuentra siendo judicializado por conformación de grupos paramilitares.