La situación en los municipios mineros del norte de Antioquia sigue fuera de control. Las autoridades reportaron en la mañana de este jueves el asesinato de tres trabajadores de la compañía Continental Gold, en un atentado en el que otros tres quedaron heridos y dos más se encuentran desaparecidos.

La puja entre las empresas mineras legales y las minas ilegales apoyadas por bandas criminales y demás grupos al margen de la ley, ha dejado en medio del conflicto a quienes menos tienen que ver en él, los trabajadores y los habitantes de estos municipios.
A la seguidilla de asesinatos en el municipio de Segovia, Nordeste de Antioquia, también relacionados con grupos al margen de la ley, la minería ilegal y una organización denominada “La Mesa Minera”, se le suman las de municipios como Buriticá y Yarumal.

Será trabajo de las autoridades determinar si los atentados de uno y otro municipio están conectados entre sí, lo que si queda claro es que Modus Operandi de ambos es bastante parecido.