Rubio señaló que sostuvo una reunión con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en la cual se trató el tema de Venezuela, y se asomó la posibilidad de una intervención militar. (Wikimedia)

Se vuelve a asomar la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, luego de que el senador republicano Marco Rubio anunciara que la Casa Blanca mantiene sobre la mesa “todas las opciones posibles” para ayudar a este país a salir de la dictadura de Nicolás Maduro.

En una entrevista para Univisión, Rubio señaló que sostuvo una reunión con el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en la cual se trató el tema de Venezuela, y se asomó la posibilidad de una intervención militar.

Rubio afirmó que aunque durante años abogó por una solución no militar y pacífica en el país suramericano, el régimen se ha convertido en “una amenaza para la región”.

“Por meses y por años quise que la solución en Venezuela fuera una solución no militar y pacífica. Simplemente que se restaurará la democracia. Hay una Asamblea Nacional electa por el pueblo que se ha nublado a través de esta dictadura”, comentó Rubio.

“Yo creo que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos solamente se utilizan en caso de amenaza a la seguridad nacional. Creo que hay un argumento, muy fuerte, que se puede hacer en este momento que Venezuela y el régimen de Maduro se ha convertido en una amenaza para la región e incluso para Estados Unidos”, señaló Rubio contundentemente.

El senador republicano contó que en su reunión con Bolton se habló de este tema en general; señaló que el Gobierno de Maduro apoya a narcotraficantes, guerrilleros y grupos terroristas que están amenazando la estabilidad de Colombia.

“Está desestabilizando a varios países y, si se le ocurre a Maduro invitar a que (Vladímir) Putin mande aviones militares, por ejemplo, o que abran una base, esto va a acelerarse aún más todavía. Creo que las circunstancias han cambiado”, detalló.

Por su parte, la periodista venezolana, Carla Angola, informó a través de su cuenta en la red social Twitter, que Rubio le anunció a sus colegas en Univisión que “Donald Trump no avisará si decide actuar contra Nicolás Maduro”.

No es primera vez que funcionarios estadounidenses y cercanos a Trump asoman la posibilidad de que en Venezuela se dé una intervención militar como una solución para la crisis en Venezuela.

Primero el vicepresidente Mike Pence, en un histórico discurso ante la Organización de Estados Americanos, dijo: “Los Estados fallidos no tienen fronteras”.

Pero en mayo le preguntaron al vicepresidente: “¿Todavía está la opción militar sobre la mesa cuando hablamos de Venezuela?”. Pence fue conciso, pero dijo suficiente: “Estados Unidos no mirará a un lado mientras Venezuela se derrumba por la dictadura (…) el presidente Trump está completamente comprometido con hacer lo que sea necesario”.

¿Qué se necesita para una intervención humanitaria?

PanAm Post entrevistó a Mariano De Alba, especialista en derecho internacional e internacionalista, quien señaló qué condiciones deben darse en Venezuela para que exista una intervención humanitaria.

Una intervención humanitaria significa una intervención de otros países con el uso de la fuerza militar para tratar de cambiar la situación política en el país y tratar de ayudar a los millones de venezolanos que están sufriendo o muriendo como consecuencia de la crisis creada por el régimen.

Para que se dé de forma legal no solamente haría falta, por ejemplo, autorización o diversas discusiones del Consejo de Seguridad de la ONU —donde China y Rusia tienen poder de veto—, sino, además, la voluntad de algún país de efectivamente comprometer sus efectivos militares para que desplieguen esa operación.

“Eso, al día de hoy, es difícil por la historia de intervenciones extranjeras en la región y el temor internacional de que una operación de ese estilo termine por agravar la situación y por ende impulsar más la migración”, señaló.

“Un escenario que haría mucho más probable una intervención de esa naturaleza es si, por ejemplo, el régimen de Maduro se torna agresivo y comienza a agredir a personas o fuerzas militares de otros países, como Colombia. No es una posibilidad descabellada porque ya funcionarios del régimen, como Pedro Carreño, han asomado esa posibilidad.

Sin embargo, De Alba recordó que existen intervenciones que se han dado sin autorización alguna del Consejo de Seguridad.



Fuente