El uribismo oficialmente se quedó ayer sin sus dos candidatos más fuertes a la presidencia, Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos.

Ayer, 17 de noviembre, sorprendió un comunicado de Ramos, exsenador y exgobernador de Antioquia, en el que afirma que no hará parte de la contienda electoral por el Centro Democrático, el partido que creó y que lidera el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En un comunicado, Uribe también descartó la candidatura de Óscar Iván Zuluaga, exministro de Hacienda en su Gobierno y candidato presidencial del Centro Democrático en el 2014, cuando Juan Manuel Santos ganó la reelección gracias a la compra de votos, como admitió el jueves, 16 de noviembre el senador santista Armando Benedetti en una entrevista.

En su comunicado, Uribe aclaró que los cinco precandidatos de su partido son los senadores Iván Duque, María del Rosario Guerra y Paloma Valencia al igual el exministro Carlos Holmes Trujillo y el exviceministro Rafael Nieto. Uribe informó que dichas personas “han acordado un sistema de encuestas sucesivas para seleccionar al candidato único del Centro Democrático”.

La decisión de Uribe de no permitir una candidatura de Zuluaga, quien le ganó a Santos en primera vuelta de las últimas elecciones presidenciales antes de ser derrotado en la segunda, enfureció a numerosos miembros y simpatizantes del Centro Democrático.

Dado el bajo nivel de reconocimiento de los cinco precandidatos del Centro Democrático a nivel nacional y el apoyo mínimo que han obtenido en las encuestas, la decisión de Uribe de excluir a Zuluaga de la contienda favorece enormemente a Marta Lucía Ramírez, la exministra de Defensa de Uribe que impulsa su propia candidatura independiente por medio de las firmas ciudadanas. Ramírez, quien entró en tercer lugar en la elección presidencial del 2014 con cerca de dos millones de votos, ha expresado su intención de participar en una consulta con el candidato del Centro Democrático para escoger a un candidato único para el 2018.

Dicha alianza sería parte de un acuerdo entre los expresidentes Uribe y Andrés Pastrana, quienes se han acercado políticamente gracias a su oposición al acuerdo Santos-FARC rechazado en las urnas el 2 de octubre del 2016 pero impuesto a la fuerza por el gobierno Santos vía sus mayorías en el Congreso.

En cuanto a Ramos, su razón Ramos para no participar en las elecciones para la presidencia de la República en mayo del 2018 es que aún no conoce una decisión judicial por supuestos vínculos con paramilitares. Precisamente este viernes 17 de noviembre vencía el plazo en el Centro Democrático para la inscripción a las precandidaturas a la presidencia de Colombia.

En su comunicado, Ramos escribió:

Ramos también expresó gratitud por el acompañamiento a los sectores que lo apoyaron en distintas regiones del país. Y aclaró:

Ramos, salpicado por presuntos nexos con grupos paramilitares, espera un fallo que cumple más de ocho meses sin ser resulto. El exgobernador asegura que será favorable ya que se desmintieron los hechos en su contra y se demostró la existencia de falsos testigos en el proceso penal. El proceso se ha visto complicado por el hecho de que el abogado de Ramos al inicio del proceso fue Luis Gustavo Moreno, exfiscal anticorrupción que tuvo que ahora es el principal implicado en el caso de corrupción en las altas cortes conocido en Colombia como el Cartel de la Toga.

Esta semana Ramos le dijo al PanAm Post que se mantendrá en la política, recorriendo el país y dialogando con los colombianos.

Al respecto, el expresidente y Senador Álvaro Uribe, se refirió a la decisión de Ramos y dijo en un comunicado, “La política se hace ingrata cuando obliga a decisiones que afectan intereses legítimos de compatriotas a quienes se quiere y se respeta.” Y rechazó dentro de la lista por el uribismo al excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga, “Los doctores Oscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos han sido víctimas de trampas criminales que esperamos puedan ser superadas. Sin embargo, el calendario electoral se está agotando y nuestro compromiso con la ciudadanía nos obliga a no dilatar decisiones.”

Señaló que los cinco precandidatos oficiales por el Centro Democrático son Iván Duque, María del Rosario Guerra, Rafael Nieto, Carlos Holmes Trujillo y Paloma Valencia. Se refirió al sistema de elección del candidato que saldrá por esta colectividad, “El proceso está en marcha para que los ciudadanos encuestados, afectos a nuestra causa, indiquen quién será el candidato único.”

PANAMPOST