Imaginen un país donde la salud pública está en decadencia, donde la escasez de medicamentos supera el 90 %, las camas hospitalarias son insuficientes, el acceso a las vacunas es casi un imposible, y al menos hay seis potenciales epidemias que generan alarma. Se trata de Venezuela, la nación en la que resurgieron la malaria, la difteria, la tuberculosis, el sarampión, el VIH y la escabiosis.

Un reportaje del Diario Las Américas reúne cada una de las epidemias que generan preocupación en la población y en la comunidad médica, lacual no tiene cómo responder ante una crisis de tal naturaleza.

Los médicos están atados de manos porque el ingreso de medicamentos al país solo está en manos del régimen, la producción de las pocas farmacéuticas que están en el país está en caída libre y las vacunas no se consiguen. Mientras esto sucede, la salud de la población está en riesgo y el Gobierno de Nicolás Maduro no admite una crisis humanitaria.

Se habla de epidemia cuando una enfermedad afecta a un número de individuos superior al esperado en una población durante un tiempo determinado. Actualmente, hay seis enfermedades que afectan en distintas zonas del país a más de un millón de personas.

PANAMPOST