El experto destacó que en el caso del viceministro Daza al poner en evidencia un hecho que sí ocurrió no puede catalogarse como injurioso o calumnioso. (Fotomontaje PanAm Post)

El nuevo viceministro de Relaciones Políticas del Ministerio del Interior, Juan Manuel Daza, se vio envuelto en una polémica a raíz de un tuit publicado en su cuenta de Twitter. El nuevo funcionario había manifestado que el excandidato presidencial Gustavo Petro era un “asesino” luego de su paso por el movimiento guerrillero M-19.

El pasado 26 de junio se hizo viral un hashtag en esa red social en la que muchos usuarios reprocharon al político de izquierda en la que Daza también hizo parte. El nuevo funcionario del gabinete ministerial de Duque sin haber sido nombrado para esa fecha sostuvo que Petro “(…) que sí es asesino, que sí es un delincuente, sale a despotricar de quienes han defendido la democracia, de quienes siempre han respetado la ley.” Y fue más allá, “gracias a Dios no ganó, nos hubieran esperado años de odios, de resentimientos #PetroSiembraOdio“.

Los días pasaron y lo dicho no cobró mayor relevancia hasta que se hizo de conocimiento público su nombramiento en el nuevo Gobierno. Es así que el mismo Petro lo increpó pidiéndole una rectificación y enfatizando que el “nunca” ha asesinado a nadie ni es un “delincuente”.

“Señor Juan Manuel Daza yo nunca he asesinado a nadie ni soy un delincuente. Me rebelé contra un Estado injusto y dictatorial como el del Frente Nacional y su Estado de Sitio. Usted me calumnia y debe corregir de inmediato su información pública”, señaló el ahora senador.

El ahora viceministro se refería al paso de Petro por la exguerrilla del Movimiento 19 de Abril (M-19), el grupo insurgente fue indultado y entregó sus armas el 8 de marzo de 1990 y parte de sus hombres hicieron la transición a la vida legal e incluso formaron un movimiento político denominado Alianza Democrática M-19. 

Luego que se desató la polémica en que muchos de los seguidores de Petro le pedían a Daza su renuncia, este finalmente se retractó. Dentro de las funciones del nuevo viceministro está la responsabilidad de “fortalecer las relaciones del Gobierno con la Rama Legislativa” y por esa razón, pedían su renuncia ya que se debe establecer un contacto con los miembros tanto de la bancada de Gobierno como de la oposición. 

El funcionario publicó en su cuenta de Twitter un mensaje retractándose y pidiéndole disculpas a Petro y al mismo tiempo, destacó que ahora en su calidad de funcionario público su obligación es brindar garantías a todos los colombianos sin excepción.

“El 26 de junio de 2018 al final de la campaña política, escribí un trino calificando al excandidato Gustavo Petro como “asesino” y “delincuente”. Me retracto de esas afirmaciones y le ofrezco disculpas”.

Disculpas que fueron aceptadas por Petro y envió un mensaje, “un movimiento serio siempre debe buscar la verdad en el argumento. Espero que lo intenten ahora.”

Juan Manuel Daza en las pasadas elecciones fue candidato a la Cámara de Representantes por Bogotá con apoyo del Centro Democrático, sin embargo, no alcanzó la curul y ha sido secretario privado del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

El grupo guerrillero del M-19: la sombra de Petro

El grupo guerrillero del M-19 de naturaleza de izquierda y fundada en el año 1970 por estudiantes que buscaban una mayor participación democrática en el poder, tiempo después empezó a cometer secuestros y acciones terroristas. Entre las acciones beligerantes que más recuerdan los colombianos está la toma al Palacio de Justicia en Bogotá el 6 de noviembre de 1985 y el secuestro del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado el 29 de mayo de 1988. 

Si bien, Petro ha insistido a lo largo de su carrera política que el nunca hizo parte de los secuestros ni de la toma al Palacio de Justicia, sino que su papel al interior del grupo guerrillero fue “ideológico”, según el Senador él elaboraba comunicados de ese movimiento.  

Precisamente, muchos de sus opositores han señalado que a pesar de haber sido indultado, hizo parte directa de las operaciones del grupo guerrillero y que también ayudó a su conformación ideológica.

El abogado penalista Julio Amador le dijo a PanAm Post que la justificación de Petro de su inocencia se da a raíz del indulto del exgrupo guerrillero en un proceso de justicia transicional. Pues en ningún momento se demostró su responsabilidad penal. Sin embargo, la legislación establece como autor todo aquel que realice la conducta punible por sí mismo o utilizando a otro como instrumento, dijo. 

“La doctrina ha establecido que tiene la condición de autor, tanto quien realiza la conducta (autor material), como aquel que domina la voluntad de otro y lo objetiva como instrumento de su propósito criminal (autor mediato)”.

Y agrega, que la legislación penal colombiana prevé también la coautoría material propia y la impropia, que puede ser el caso de lo ocurrido en el M-19. 

“La primera se presenta cuando varios individuos mediante un acuerdo previo o concomitante realizan la conducta, pero todos actualizan el verbo rector definido en el tipo, como cuando cada uno de los coautores son partícipes del propósito de causar la muerte a la víctima. La coautoría material impropia, tiene lugar cuando entre las personas que concurren a la comisión del delito se realiza a través de la división de trabajo, que también es conocido como empresa criminal. Todos realizan una parte del delito, incluso algunos efectúan comportamientos objetivamente intrascendentes no atípicos, lo que no significa que sean impunes, como cuando alguien se limita a esperar a otros miembros de la asociación ilegal en un automóvil fuera del lugar donde se comete el delito”.

El experto destacó que en el caso del viceministro Daza al poner en evidencia un hecho que sí ocurrió no puede catalogarse como injurioso o calumnioso.



Fuente