Twitter se llenó con miles de testimonios de peruanos que vivieron en Venezuela, testimonios de venezolanos que contaron cómo sus padres, abuelos o bisabuelos en otras décadas llegaron huyendo de la realidad de sus países (EFE)

En Perú, el segundo país que ha recibido mayor cantidad de emigrantes venezolanos, inició una campaña de xenofobia a tal punto que un candidato regional decidió referirse a ellos como “delincuentes”, una situación que generó conrtrariamente en una resupuesta masiva a favor de quienes huyen de la dictadura en Venezuela a través de la etiqueta #YoSoyVenezolano.

Nunca nadie se imaginó que Venezuela, el país que históricamente recibió millones de inmigrantes provenientes de América, Europa, el Medio oriente, y países del Este Asiático, se convirtiera hoy en una nación que exportaría refugiados huyendo de una crisis humanitaria.

En Venezuela los italianos montaron pizzerías, los portugueses panaderías, los chinos  bodegas, los chilenos algunos restaurantes y muchos peruanos lograron hasta hacerse famosos en el país caribeño.

Hay que recordar al físico Jaime Wong, inmigrante peruano y profesor titular de la Universidad Simón Bolívar (USB); al narrador deportivo César Díaz; al futbolista Perico León; a actores como Roberto Moll y Jorge Aravena, y cantantes como Karina y Melissa; todos ellos peruanos que escogieron Venezuela como su hogar donde fueron bienvenidos.

Ahora, “#YoSoyVenezolano” se convirtió en el hashtag viral que recuerda los tiempos en los que Venezuela recibió a inmigrantes que huían de sus países; y es la mejor respuesta para el candidato peruano Ricardo Belmont que asumió la bandera de la xenofobia en contra de los venezolanos y les instó a defenderse solos.

“Han venido a trabajar al Perú, a quitarle trabajo a los peruanos”; señaló el candidato.

Belmont aspira ganar la Alcaldía de Lima por su partido Perú Libertario (partido del comunista Vladimir Cerrón). El candidato decidió utilizar los miedos más primarios de las personas y encauzarlos contra un enemigo común, los venezolanos.

Belmont ha señalado que a todos los venezolanos habría que hacerles un examen médico antes de entrar a Perú  y que las mujeres venezolanas están “potables y papeadas”.

Pero la iniciativa xenófoba de Belmont, no representa en absoluto el comportamiento del pueblo peruano que, en su mayoría, se ha mostrado receptivo y solidario ante la llegada de los venezolanos que huyen de la crisis ocasionada por la dictadura chavista.

De hecho a raíz de allí, la red social Twitter se llenó con miles de testimonios de peruanos que vivieron en Venezuela, testimonios de venezolanos que contaron cómo sus padres, abuelos o bisabuelos, en otras décadas llegaron huyendo de la realidad de sus países; e historia de extranjeros con padres y abuelos venezolanos.

“Llegue muy niña de una de las peores dictaduras del sur. Me hice médico con 2 especialidades en Venezuela. Aún les sigo agradecida trabajando en lo que me toca. Solo les pido: reciban, como me recibieron a mí y a mi familia, a los que ahora deambulan por el mundo. #YoSoyVenezolano”, señaló Claudia González a través de la red social.

“Mi padre y mi abuela materna eran chilenos, trabajaron, disfrutaron y murieron en Venezuela, yo nací en Venezuela, fui bombero y ahora me tocó emigrar para darle mejor calidad de vida a mis hijos, como la que yo tuve #YoSoyVenezolano” recordó también Roberto Márquez en Twitter.

Hasta el reconocido periodista peruano Mijael Garrido Lecca se unió a la campaña, pues dio a conocer que su abuela es venezolana. “Mi abuela es venezolana y su acento cantarín me hace acordar a los años más felices de infancia y de esa tierra en donde habían demasiadas sonrisas que se han hecho hambre y miseria. Por eso #YoTambiénSoyVenezuela”, dijo.

PanAm Post entrevistó al influencer peruano, Renzo Vera, quien se ha dado a conocer gracias a sus mensajes en contra de la xenofobia, él ha llenado sus redes sociales de videos que instan a respaldar a la población de venezolanos migrantes en Perú y ha logrado que otros cientos se sumen a la iniciativa.

“En diez años, Venezuela recibió a 11 millones de inmigrantes, una tercera parte de su población era del extranjero. Yo exhorto a la gente a ser un poco más consecuente, los venezolanos la están pasando mal y eso nos pasó a nosotros los peruanos. Hay dos tipos de personas malas en este mundo, está la gente que hace mal directamente y está la gente que ve el mal pasar y no hace nada por ello. Hoy en día a nosotros nos toca recibirlos porque más tarde no sabemos si será al revés; yo llamo a ser consecuentes”.

“Para mí Belmont es un payaso que se está aprovechando del sufrimiento de los venezolanos y de la campaña masiva en contra de los venezolanos por unos pocos delincuentes que han agarrado. Es triste ver como hay personas que se aprovechan de la desgracia ajena para llegar al poder”, señaló.

Y es que mientras se llevan a cabo campañas a favor y en contra de los venezolanos, miles de ellos abandonaron su país de manera desesperada; a tal punto de estar dispuestos a caminar 2.900 kilómetros con frío, sin agua y sin comida; con la esperanza de empezar a vivir en un país donde al menos se consigan alimentos y medicamentos básicos.

“#YoSoyVenezolano” se convirtió en el hashtag viral que recuerda los tiempos en los que Venezuela recibió a inmigrantes que huían de sus países (PanAm Post)



Fuente