Los políticos Iván Cepeda y el exrepresentante Alirio Uribe del Polo Democrático asistieron este miércoles a una diligencia en la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia en la que llegaron a una conciliación por una  querrella que había presentado en su contra el excomandante del Ejército Nicacio Martínez Espinel.

En la conciliación con Nicasio Martínez, según informó la Corte Suprema de Justicia, los senadores acordaron que reconocerán públicamente que Martínez no era investigado por ejecuciones extrajudiciales en el 2014.

La conciliación se llevó a cabo ante el magistrado de la Sala Especial de Instrucción Francisco Farfán Molina.

Así, el senador Cepeda y el exrepresentante Uribe se “comprometieron a publicar un comunicado, cuyo texto acordaron con el general Nicacio, donde aclaran y precisan el alcance de las afirmaciones que hicieron a finales de 2014”, dijo el alto tribunal.