La activista Catherine Juvinao le sacaron unos polémicos trinos del pasado que le tienen el ojo del huracán, pues ella siempre ha predicado lo políticamente correcto.

Los blancos de sus críticas e insultos son Vicky Dávila, Silvestre Dangond, Piedad Córdoba, Laura Acuña y las personas de contextura gruesa o gordita.

A Vicky Dávila la trató de “perra” y”cizañera”; a Piedad Córdoba la calificó de “prostituta politiquera”; a Silvestre Dangond de “marica” y drogadicto; a Laura Acuña de “perra”. Todo un glosario de epítetos y descalificaciones.

Otro blanco constante de Juvinao eran las mujeres gordas, de las cuales se burla y mostraba su desprecio.

La situación que vive Catherine Juvinao es similar a la que atraviese la apneísta Sofía Gómez Uribe de quien revelaron trinos racistas y chistes de mal gusto sobre la muerte de la actriz  y presentadora Lina Marulanda.

Del exministro del Interior, Fernando Londoño Hoyos, Juvinao dijo que la bombita que le hicieron estallar a él no sirvió porque no lo mató.