Se conoció una declaración juramentada que rindió ante la Fiscalía el empresario Eduardo Zambrano, dueño de Consultores Unidos y quien además de lavar los sobornos de Odebrecht en Colombia fue el ‘lobista’ durante muchos años de la multinacional en el país.

Según el testimonio de Zambrano, “para cubrir un déficit de la campaña Santos presidente, después de la segunda vuelta 2014-2018, la reelección” le pidieron dineros a la empresa italiana Impregilo, líder en el consorcio Yuma encargado de la Ruta del Sol III. Así cuenta Zambrano cómo se gestó el ilícito que hoy vuelve a tener ‘ad portas’ de la cárcel al expresidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

La razón de pedirle dineros a esa empresa italiana fue, según Eduardo Zambrano, que Roberto Prieto, exgerente de la campaña del expresidente Juan Manuel Santos, necesitaba “reunir dineros para cubrir el déficit de la campaña” y además, que “no le podía pedir más a los brasileños de Odebrecht porque habían dado mucha y le daba pena pedirles más”.

A partir de ese panorama, “salió la idea de pedirle Impregilo” el dinero para la campaña y de hacerlo a través del contrato de los estudios y diseños de Puente Plato en Magdalena, en el proyecto de la Ruta del Sol III.

Finalmente, el contrato de los estudios y diseños del puente fue por cerca de 6.000 millones de pesos y se lo dieron Consultores Unidos, empresa de Zambrano, con el único objetivo de sacar 1.400 millones de pesos para la campaña. Zambrano le contó todo sobre el episodio a la Fiscalía.

Las tres reuniones

Dice Zambrano que en junio del 2014 fue la primera vez que conversó con Prieto de que los que podían aportar a la campaña eran los de la empresa italiana Impregilo, que era la líder del consorcio Yuma dentro del proyecto Ruta del Sol III, “que íbamos a explorar el tema con la solución de la doble calzada en la Ruta del Sol III, en el mencionado puente”.

La primera reunión, según la declaración, se llevó acabo en el hotel del Virrey y estuvieron Hernando Vergara y Andrés Giraldo, “tratamos el tema de puente Plato, hablamos de cuánto podrían aportar los italianos para la campaña, ellos eran los que se proponían a nombre de Roberto Prieto”.

Dice Zambrano que llegaron a un presupuesto 7.000 millones de pesos pero que no fue aceptado por la ANI “porque sólo tenía una partida de 5.700 millones de pesos para realizar el diseño del puente”.

Asegura Zambrano que entonceshicieron un nuevo presupuesto que se ajustará al dinero disponible en la ANI y que entonces esa parte ya la coordinaron directamente con Juan Sebastián Correa, exasesor de Andrade y quién se convirtió en testigo en la Fiscalía. Incluso, dice Zambrano, Correa era el enlace con la ANI para no molestar tanto el presidente Luis Fernando Andrade, “quien igualmente estaba al tanto de todo”.

“Realizamos un nuevo presupuesto que se ajustará al dinero disponible en la ANI, en la coordinación intervino Juan Sebastián Correa, elpresupuesto se lo presentamos a Yuma está lo aprobó y posteriormente la ANI le dio el visto bueno”, dice el documento.

Se cierra el pacto

La segunda reunión a la que hace referencia Zambrano es en el Marriot de la 73. “Asistió Roberto Prieto, Juan Sebastián Correa y yo.Esa fue para concretar con Correa de cuánto se podía firmar el otrosí para Puente Plato para acelerar la autorización de la ANI”.

Ahí, según Zambrano, Roberto Prieto dijo que “había que sacar eso rápido, que era necesario que la ANI no se demorara tanto. También habló en alguna reunión que si Luis Fernando Andrade no le hacía caso, él hablaba con la casa de Nariño, sin precisar nombres, y que de ahí llamaban Andrade, eso lo decía muy a menudo”.

Es decir, acordaron a que elcontrato de los estudios y diseños sería por los casi 6.000 millones de pesos.

Finalmente, Zambrano narra una tercera reunión en el club Colombo- Italiano en la 127 en la cual estuvieron Francesco Stopponi, gerente en Colombia de Impregilo; el señor Remo Volpi, director comercial de Impregilo en Colombia; Andrés Giraldo, amigo cercano Roberto Prieto y quien llevaba la vocería de la reunión para conseguir los dineros para cubrir el déficit de la campaña Santos presidente y Hernando Vergara, amigo de Andrés Giraldo.

“En esta reunión no estuvo Roberto Prieto pero él conocía de la misma y sabía el tema a tratar”, dice el empresario que está a la espera de conseguir un principio de oportunidad por toda la información que ha brindado sobre el escándalo de los sobornos.

Según Zambrano, Hernando Vergara y Andrés Giraldo eran las personas que estaban recaudando fondos para la campaña de Santos.

Finalmente, después de todas las reuniones acordaron que “el orden de los dineros que se le debían entregar a Roberto Prieto era de aproximadamente 1.400 millones de pesos, los cuales se desembolsarían a medida que Yuma fuera pagando los diversos compromisos con Consultores unidos”.

Por estos hechos, se conoció que en los próximos días la Fiscalía imputará cargos a Leonardo Castro, gerente de la concesionaria y a Francesco Stopponi, representante de Impregilo en Colombia.