La Fiscalía citó a una audiencia de imputación de cargos para el próximo 30 de mayo al exgerente de la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab), José Luis Barrera; al jefe de disposición final de la Emab, Rubén Enrique Amaya; y al contratista Jorge Hernán Alarcón Ayala, por las presuntas irregularidades detectadas en la ejecución del contrato de consultoría 096 de 2016.

En este caso de corrupción también estaría comprometido Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, por firmar un contrato de corretaje con la empresa Vitalogic para quedarse con el manejo de las basuras en la capital santandereana

En la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía informó que estas tres personas deberán responder por los delitos de falsedad en documento privado, contrato sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos.

Según el ente investigador, el contrato de la investigación tenía por objeto realizar la elaboración y evaluación técnico ambiental, financiera y jurídica para la implementación de nuevas tecnologías en el sitio de disposición final de residuos sólidos, conocido como El Carrasco, por un monto de 336 millones de pesos.