Guillermo “Mono” Sánchez continúa en su desesperada búsqueda del aval que lo designe como candidato oficial del Centro Democrático a la Gobernación de Boyacá.

Y es que, en su precipitado afán para obtener la bendición de Uribe, Guillermo Sánchez, acudió al llamado que le hiciera su madrina política, la directora de la Agencia de Desarrollo Rural, Claudia Ortiz Rodríguez, quien fuera suspendida de su cargo por tres meses por realizar proselitismo político a favor del Mono.

Todo apunta que la idea de ambos era lograr conseguir apoyo entre los asistentes al evento, de hecho, Sánchez se atrevió a presentar sus propuestas para su plan de gobierno como si contara con total respaldo del partido.

Lo cierto del caso, es que el Centro Democrático aún no confirma el candidato que estará representándolo en Boyacá. Un poco apresurado el comportamiento del Mono.

Esperemos que el partido pueda ver las ansias de poder que le brotan a Guillermo Sánchez, quien no representa en nada los valores y ética de partido uribista.