De las serias divisiones que hay dentro del Centro Democrático nadie duda, aún cuando gracias al buen momento que vive el Partido por la casi ganada presidencia de su candidato Iván Duque, parecen disimularlas. Pero más allá de las divisiones, naturales en la mayoría de colectividades grandes, lo que preocupa a algunos líderes de este Partido es el poder y la forma de usarlo de quienes han ido ascendiendo en él, como lo son Alicia Arango y la hoy presidenta Nubia Stella Martínez.

Según personas allegadas al Centro Democrático, el pulso por el poder y los dineros que allí se manejan es complejo, pues son esas dos mujeres quienes deciden que se hace y que no con cada peso, llegando al punto de amarrar y embolatar dineros donados por particulares destinados a la actual campaña presidencial.

De Nubia Stella Martínez se sabe que fue directora de Proexport y que allí dejó serias dudas sobre el manejo financiero de la entidad, llegando incluso a estar cerca de ser demandada por los directivos de esta, pero que al final se abstuvieron de esta acción para evitar un escándalo que pudiera dejar por el piso la imagen de la marca.