La última vez que sus conocidos supieron de Juan Manuel Piedrahita fue el lunes 5 de junio, cuando a las 7:30 a. m. llamó a su secretaria para decirle que ya se dirigía a su oficina, en Sabaneta (sur del valle de Aburrá),lugar al que nunca llegó. Ante esto, su familia presentó una denuncia ante la Policía, que desarrolla una investigación para encontrar su paradero.

Piedrahita es accionista de Alco S.A., una empresa fundada en 1984 en Medellín, dedicada a la manufactura de implementos de aluminio y vidriería para el sector construcción.

A pesar de que ya ha transcurrido una semana desde su desaparición, Claudia Carrasquilla, jefe de Fiscalías de Medellín, dijo que aún no hay muchos avances en la investigación sobre Piedrahita. “Todavía no hay gran avance más allá de lo que se viene manejando: el día en que desaparece, que estaba haciendo una ruta desde su casa hacia su sitio de trabajo y que posteriormente su vehículo fue encontrado”, dijo.

“No se tiene confirmado aún si es un secuestro o es una desaparición porque no hay exigencia económica”

La camioneta en la que se movilizada el empresario fue hallada el pasado miércoles por las autoridades en el Alto de Minas, en Caldas (sur del valle de Aburrá). Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana del valle de Aburrá, dijo que al vehículo ya se le realizó toda la inspección y en estos momentos está a disposición de la Fiscalía.

Aún no se ha confirmado si el caso de Piedrahita es un secuestro o es una desaparición pues no ha habido exigencias económicas a la familia, agregó Carrasquilla. Además, de acuerdo con Gómez, la familia manifestó que el empresario no tenía amenazas en su contra.

El comandante de la Policía indicó que sí hay un avance importante pero que esto parte de la reserva de la investigación. “Vamos bien pero es un tema sensible”, expresó, y agregó que un grupo especializado del Gaula se encarga de la investigación.

“El director de la Policía ordenó hacer toda la capacidad institucional para poder resolver este caso, él está desaparecido, la idea es poder establecer qué pasó con él”, concluyó Gómez.

FUENTE: EL TIEMPO